Lo más visto esta semana en El Espejo Gótico:

El caso de Sven Andersson.
Relato de Jean Lorrain.
Novelas góticas de Thomas Peckett Prest.

Parapsicología.
Relato de Thomas Preskett Prest.
Las brujas más poderosas de la historia.


Ordo Templi Orientis


Ordo Templi Orientis.

Ordo Templi Orientis significa Orden del Templo de Oriente, es decir, Orden de los Templarios Orientales; y pertenece a la elite de las sociedades ocultistas de finales del siglo XIX y comienzos del siglo XX.

Fundada por Carl Kellner, la OTO nació de la fusión entre los mitos masónicos de Memphis-Misraim y de una serie de ritos inverosímiles de ciertos caballeros medievales, igualmente desconcertantes.

Aleister Crowley fue un miembro célebre de la OTO, convirtiéndose rápidamente en referente y jefe de la rama inglesa de la orden, llamada Mysteria Mistica Máxima (máximos misterios místicos), siendo luego expulsado en medio de un escándalo de vanidades, al parecer, para nada ajenos a las organizaciones ocultistas.

Ordo Templi Orientis fue la primera en aceptar el libro de las revelaciones de Aleister Crowley, el llamado Libro de la Ley (Liber Legis), dictado a Crowley por una entidad llamada Aiwass, libro que proclama la llegada inminente de una nueva clase de pensamiento que, analizado a través del tamiz de la filosofía, no ofrece ningún tipo de novedad.

Son muchos los autores de ficción que mencionan a la OTO como una sociedad escalofriante, cazadora de oscuros designios, pero lo cierto es que, al menos históricamente, es difícil vincular a la OTO con cualquier acontecimiento destacable. De hecho, es mucho más sencillo asociarlos con una suerte de estancamiento ritual, un retroceso a las formas físicas de adoración, que a la búsqueda de expansión política.

Sin Aleister Crowley la OTO no habría sobrevivido y mucho menos expandido como efectivamente lo hizo. Su éxito, relativo, por cierto, tiene origen en la capacidad poética de Crowley, quien, de no haber sucumbido a la idealización de su inspiración, habría sido un poeta notable, tal como lo demuestra su Himno a Pan, entre otros fragmentos que han sobrevivido a su tendencia de asignar un origen celestial al ejercicio de crear, de escribir y, por lo tanto, de oír al mundo en sus formas menos apreciables.




El artículo: Ordo Templi Orientis fue realizado por El Espejo Gótico. Para su reproducción escríbenos a elespejogotico@gmail.com

0 comentarios: