Lo más visto esta semana en El Espejo Gótico:

Diccionario de sueños.
Novela de Théophile Gautier.
Relatos y novelas de J.D. Beresford.

Poema de Emily Dickinson.
Relato de Algernon Blackwood.
Obras completa de William Hope Hodgson.


«Tinieblas»: Émile Verhaeren; poema y análisis


«Tinieblas»: Émile Verhaeren; poema y análisis.




Tinieblas (Ténèbres) —a veces traducido al español como Tenebrae u Oscuridad— es un poema modernista del escritor belga Émile Verhaeren (1855-1916), publicado originalmente en 1933 en el periódico Mercure de France.

La poesía siempre ha encontrado inspiración en la oscuridad, en el lento crecimiento de las tinieblas que devoran la luz; sin embargo, pocos poetas han logrado transferir aquel temor atávico que oprime el corazón en versos eficaces.

Y la noche, versifica Émile Verhaeren, nunca nos acecha, nunca se aproxima con timidez, sino que se esparce repentinamente con la autoridad de un mítico rey en el exilio que reclama derechos sobre su reino y adoración de sus súbditos.



Tinieblas.
Ténèbres, Emile Verhaeren (1855-1916)

La Luna, con su atento y glacial Ojo,
observa al crudo invierno entronizado,
vasto y pálido sobre la tierra yerma;
La Noche se agita en traslúcidos azules;
El Viento, con súbita presencia, nos apuñala.

A lo lejos, sobre el horizonte, danzan
los ondulantes senderos del hielo;
se los ve a la distancia, perforando el llano,
Y las Estrellas de Oro, suspendidas en el éter,
siempre más alto en la Oscuridad,
desgarran cruelmente el azul del cielo.

Los campesinos tiemblan en las planicies de Flandes,
cerca de los brezos, de los antiguos ríos,
y de los grandes Bosques;
entre dos lívidos infinitos, estremeciéndose de frío,
agrupándose junto a las viejas chimeneas,
removiendo las cansadas cenizas.


La lune, avec son œil vide et glacé, regarde
L’hiver régner immense et blanc sur le sol dur;
La nuit est d’un total et translucide azur;
Le vent, comme un couteau, soudain, passe et poignarde.

Aux horizons, là-bas, les longs chemins du gel
Semblent, toujours plus loin, trouer les étendues,
Et les étoiles d’or jusqu’au Zénith pendues
Parmi l’éther, toujours plus haut, trouer le ciel.

Les villages blottis dans les plaines de Flandre,
Près des fleuves, des bruyères ou des grands bois,
Entre ces deux infinis pâles, tremblent de froid,
Autour des vieux foyers dont ils remuent la cendre.


Emile Verhaeren (1855-1916)




Más poemas góticos. I Poemas de Émile Verhaeren.


Más literatura gótica:
El análisis, resumen y traducción al español del poema de Emile Verhaeren: Tinieblas (Ténèbres), fueron realizados por El Espejo Gótico. Para su reproducción escríbenos a: elespejogotico@gmail.com

0 comentarios: