Zalir, la patrona de las lesbianas

Zalir, la patrona de las lesbianas.




Zalir es una demonia prácticamente desconocida por los baluartes de la demonología, tal vez a causa de su función: gobernar sobre las relaciones lésbicas.

Zalir protege con verdadera devoción a sus discípulas, a quienes adoctrina en cuestiones relacionadas con el derecho a la identidad y sobre todo a elegir legítimamente el objeto del deseo.

Su amor y ternura exceden lo estríctamente carnal, aunque las crónicas medievales afirman que su deseo es incansable y que es capaz de llevar a la muerte por agotamiento a sus amantes.

Las leyendas sostienen que Zalir no establece ni discrimina a sus amantes basándose en la edad y la belleza. Todas las mujeres, jóvenes o ancianas, integran para ella un ideal femenino irresistible.


La variedad y la sutileza de lo femenino encuentran en Zalir no solo una devota fervorosa, sino un espejo en dónde reflejarse.




Más demonios femeninos. I Diccionario demonológico.


Más literatura gótica:
El artículo: Zalir, la patrona de las lesbianas fue realizado por El Espejo Gótico. Para su reproducción escríbenos a elespejogotico@gmail.com

2 comentarios:

Anónimo dijo...

ME PREGUNTO POR QUE SI FUERON LANZADOS AL INFIERNO, SE LES PERMITIO MANTENER SUS PODERES, ENSERIO NO COMPRENDO ESA PARTE POR QUE OBIO LA IVAN A AGARRAR CON NOSOTROS LOS SERES HUMANOS, HERMOSOS TODOS ANTE SUS HORRIBLES APARIENCIAS.

Javier. A Bodones dijo...

¿¿que te hace pensar que un demonio aparecerá con cachos.... ?? al contrario sé muestran deseables cómo un fruto prohibido... sé aprovechan de la debilidad del hombre, no de sus miedos ya que no a todos el miedo los paraliza , a algunos los despierta .... en fin Dios nunca pudo privar a lucifer de su poder ... pero segun la biblia Dios permite que ellos operen sí en sus planes sé concibe de lo contrario Dios le da potestad al hombre de reprenderlos ... incluso tambien le da potestad sobre los angeles para que estos los protejan.



Lo más visto esta semana en El Espejo Gótico:

Relato de Elizabeth Stuart Phelps.
Relato de E.T.A. Hoffmann.
Relato de Katherine Mansfield.

Poema de Sara Teasdale.
Relato de Katherine Mansfield.
Poemas de Thomas Campbell.