«A salvo en sus cámaras de alabastro»: Emily Dickinson; poema y análisis


«A salvo en sus cámaras de alabastro»: Emily Dickinson; poema y análisis.




A salvo en sus cámaras de alabastro (Safe in their Alabaster Chambers) es un poema gótico de la escritora norteamericana Emily Dickinson (1830-1886), escrito en 1861 y publicado de manera póstuma en la antología de 1890: Poemas (Poems).

A salvo en sus cámaras de alabastro, uno de los mejores poemas de Emily Dickinson, regresa sobre uno de los temas predilectos de esta autora: la muerte; aunque su tratamiento dista mucho de ser convencional (ver: El secreto de Emily Dickinson).

Emily Dickinson considera que los muertos están a salvo en sus cámaras de alabastro, o tumbas. Después de todo, nada puede afectar a los muertos, ni la llegada de la mañana o el calor del mediodía, ni el paso de los años o la caída de los reyes. Estos eventos tienen poco impacto en el sueño de los muertos. Sin embargo, la autora parece estar insinuando algo más.

En efecto, estas «cámaras de alabastro» brindan una sensación de seguridad, como si los muertos estuvieran protegidos de los estragos del mundo exterior. Pero lo cierto es que no solo están seguros porque no pueden ser dañados físicamente, sino porque están listos para la Resurrección, es decir, para salir de sus tumbas en el Juicio Final.

Esta imagen de cámaras de alabastro también insinúa riqueza. Emily Dickinson habla de las tumbas de los ricos, de los acomodados, de los aristócratas. Es decir que A salvo en sus cámaras de alabastro es un poema que no trata solo de los muertos, sino de una cierta clase de muertos en particular, podríamos decir. En este contexto, la palabra «manso» es decididamente irónica; y refiere a la idea cristiana de que los mansos son los bendecidos, porque heredarán la tierra; pero hay poco de mansos en los ricos muertos que duermen en esas cámaras de alabastro.




A salvo en sus cámaras de alabastro.
Safe in their Alabaster Chambers, Emily Dickinson (1830-1886)

A salvo en sus Cámaras de Alabastro,
Insensibles al amanecer y al mediodía,
Duermen los mansos miembros de la Resurrección,
Vigas de raso, y techos de piedra.

La luz se ríe de la brisa en su castillo,
Sobre ellos susurra la abeja en un oído imperturbable,
Trinan los dulces Pájaros en melodías ignoradas,
—Ah, ¡Cuánta sagacidad yace aquí muerta!—

Solemnes pasan los años, crecientes,
Sobre ellos los mundos recogen sus arcos —y los firmamentos reman—
Se arrojan diademas y se rinden los sabuesos
Tácitos como puntos —sobre un Disco de nieve—.


Safe in their alabaster chambers,
Untouched by morning and untouched by noon,
Sleep the meek members of the resurrection,
Rafter of satin, and roof of stone.

Light laughs the breeze in her castle of sunshine;
Babbles the bee in a stolid ear;
Pipe the sweet birds in ignorant cadence, —
Ah, what sagacity perished here!

Grand go the years in the crescent above them;
Worlds scoop their arcs, and firmaments row,
Diadems drop and Doges surrender,
Soundless as dots on a disk of snow.


Emily Dickinson
(1830-1886)




Poemas góticos. I Poemas de Emily Dickinson.


Más literatura gótica:
El análisis, resumen y traducción al español del poema de Emily Dickinson: A salvo en sus cámaras de alabastro (Safe in Their Alabaster Chambers), fueron realizados por El Espejo Gótico. Para su reproducción escríbenos a elespejogotico@gmail.com

0 comentarios:



Lo más visto esta semana en El Espejo Gótico:

Artículo.
Relato de C.M. Kornbluth.
Artículo.

Artículo.
Relato de Charles R. Tanner.
Etimologías y curiosidades.