Lo más visto esta semana en El Espejo Gótico:

Poema de Edgar Allan Poe.
Relato de M.R. James.
Poema de Samuel Coleridge.

Frases de William Shakespeare.
Relato de Edgar Allan Poe.
Poema de Robert Herrick.


Significado de soñar con Dios


Significado de soñar con Dios.




¿Qué significa soñar con Dios?

En principio, muchas cosas, dependiendo en gran parte de la fe que pueda o no tener el soñador. Lo que sí podemos decir con absoluta certeza es que soñar con Dios es quizás uno de los sueños más intimidantes que existen.

Normalmente las personas creyentes le asignan a la imagen de Dios en sueños un carácter profético. Otros, también en la misma línea interpretativa, consideran que soñar con Dios es una especie de llamado a la vida de servicio y fé.

Sin embargo, la psicología le otorga al Dios de nuestros sueños un significado completamente distinto.

Soñar con Dios es raro; a tal punto que ocurre realmente poco y a muy pocas personas. La mayoría de las veces la idea de divinidad se manifiesta en nuestros sueños mediante presencias menos imponentes.

Incluso Dios es sustituido en sueños por el acto de adorar, no importa qué cosa o a quién. Si la adoración se produce, por ejemplo, hacia una imagen de fe, como un crucifijo; o dentro una iglesia o cualquier otro tipo de templo religioso, entonces el sueño se relaciona con la paz interior, es decir, con el deseo del soñador por alcanzar ese estado.

Si, en cambio, la adoración se proyecta sobre una persona, entonces representa una fase avanzada de la desilusión sentimental.

Por extraño que parezca, nuestro inconsciente suele sustituir la imagen de Dios por la de parejas de animales, que casi siempre aparecen bebiendo o alimentándose juntos. Esta escena, que rara vez ocurre en el primer plano del sueño, sino más bien en un escenario secundario, simboliza la doctrina de Dios, es decir, sus leyes, sus mandatos, que el soñador siente que ha quebrado.

Si soñar con Dios es una verdadera rareza onírica, hablar con Dios en sueños es probablemente uno de los sueños con menor tasa de frecuencia en casi todas las culturas del mundo.

¿Por qué?

La razón es bastante sencilla.

Los sueños en los que hablamos con Dios representan una seguridad demoledora en uno mismo y una imperturbable paz interior, cuestiones notablemente difíciles de alcanzar.

Lo más común es soñar con símbolos que oculten a Dios, o al menos que lo disimulen. En este contexto, las escaleras caracol son las más habituales, y simbolizan el deseo del alma por ascender en sus propias escalas morales, o sea, su deseo de acercarse a un ideal más puro.

Las velas aromáticas, el incienso, y en suma todas las fragancias que de un modo u otro nos transportan hacia los sitios sagrados de adoración, también representan a Dios en sueños, esta vez bajo la faceta de una invitación, no de una búsqueda personal.

Otro cruce insospechado en los sueños relacionados con Dios son aquellos sueños en los que estamos rezando; en cualquier caso, expresan el deseo de que las personas que nos rodean se sientan orgullosas de nosotros.

Soñar con Jesús, con la Virgen María, incluso con los santos, expresan la misma faceta de disimulo con la que nuestro inconsciente esconde el principio divino.

Lejos de establecer que los sueños con Dios son producto exclusivo de nuestro inconsciente, lo primero que debes preguntarte para descubrir el significado de soñar con Dios, o con cualquier otra figura, arquetípica o no, es preguntarte qué significa esa imagen para ti.

Recién a partir de allí se puede realizar un análisis más minucioso y personal de este símbolo al que todos recurrimos en sueños, siquiera una vez en la vida.




Diccionario de sueños. I El lado oscuro de la psicología.


Más literatura gótica:
El artículo: Significado de soñar con Dios fue realizado por El Espejo Gótico. Para su reproducción escríbenos a elespejogotico@gmail.com