Lo más visto esta semana en El Espejo Gótico:

Poemas de William Wordsworth.
Relato de Lord Dunsany.
Microficción.

Poema de John Keats.
Relato de Charles Nodier.
Poema de W.B. Yeats.


Hechizo para que alguien se arrepienta

Hechizo para que alguien se arrepienta.
Por Atenea Helenaus.


El otro día citaba un hechizo bastante fuerte para conquistar a la persona que deseas. Hoy seguiremos utilizando las mismas herramientas, los ramos de flores mágicas, pero incorporándolas a un hechizo para que alguien se arrepienta, es decir, para inducir arrepentimiento en alguien en particular.

Este hechizo para que alguien se arrepienta era muy común la época victoriana, donde los hechizos con flores alcanzaron un grado de complejidad increíble.

Los que estén interesados en el tema de la magia con flores harán bien en leer este interesante artítulo de Aelfwine sobre el lenguaje de las flores.

Volvamos a lo nuestro.

Para realizar este hechizo para que alguien se arrepienta necesitaremos los siguientes materiales:

Un trébol, un pequeño trozo de carbón, y un ramo de seis rosas rojas.

Durante el primer viernes de cuarto menguante, exactamente a las 23 horas, debes frotar suavemente el trébol sobre la piedra (SIN ROMPERLO) recitando las siguientes palabras:


Gabriel Illa Sunt.
Urditumbre penitentia
(NOMBRE DE LA PERSONA QUE QUIERES QUE SE ARREPIENTA)


Ahora coloca el pedazo de carbón entre las rosas.

Puedes prepararlas con anterioridad en un florero con agua que no deberá ser de plástico, sino de vidrio o cerámica.

Conserva el ramo a la sombra durante diez días consecutivos.

Quizás veas que en unas pocas horas las flores se van marchitando. Eso es una buena señal.

Pasados los diez días puedes recuperar el pedazo de carbón y desprenderte de las rosas. 

Cuidado, no las coloques en la basura, y mucho menos las dejes dentro de tu casa. Puedes ponerlas en una bolsa y echarlas en algún cesto alejado de tu domicilio.

El último paso de este hechizo para que alguien se arrepienta es quemar lentamente el pedazo de carbón.

Debes hacerlo el primer viernes después de concluidos los diez días del hechizo principal, entre las 23hs y la medianoche.

Lo ideal es que, en este punto, te concentres fuertemente en la persona que deseas que se arrepienta, mientras el carbón se consume. 

No lo toques hasta que se convierta en cenizas.

Algunas viejas brujas wiccanas sostienen que a partir de ese momento ya pueden verse algunos resultados favorables en la persona que quieres que se arrepienta.

Sin embargo, para intensificar los resultados puedes recoger las cenizas, ya frías y con mucho cuidado, y esparcirlas en algún sitio donde esa persona que quieres que se arrepienta pasa habitualmente.

Esto le añadirá una dosis de remordimiento, aunque sin peligro para terceros, ya que es un hechizo dirigido específicamente a una persona en particular, de tal modo que no debes preocuparte si el sitio que elijes para esparcir las cenizas es un lugar común.




Más Hechizoteca:

El artículo: Hechizo para que alguien se arrepienta fue realizado por Atenea Helenaus para El Espejo Gótico. Si tienes alguna duda escríbeme a ateneahelenaus@gmail.com

1 comentarios:

Kailena Dolly dijo...

Es bastante interesante la verdad, pero... no dicen porque no puedes dejar las rosas en casa?