Lo más visto esta semana en El Espejo Gótico:

Poemas de William Wordsworth.
Relato de Lord Dunsany.
Microficción.

Poema de John Keats.
Relato de Charles Nodier.
Poema de W.B. Yeats.


El eficaz silogismo de la seducción

El eficaz silogismo de la seducción.


Un poco ebrios, pero sobre todo entumecidos por la música, observamos cómo una mujer circunstancialmente hermosa (por la ebriedad, por el entumecimiento) iba descartando a todos los hombres que se atrevían a acercarse a ella.

—¿A quién espera, al Príncipe Azul? —preguntó alguien, asumiendo una postura indignada.

—O a un sapo. Sobre gustos...

—Tal vez espera a un Chico Malo, siempre que se adecúe a sus necesidades estéticas, desde luego. —caculó otro.


La mujer continuó rechazando, uno tras otro, a todos los hombres que se animaron a entablar un diálogo con ella.


—En realidad no espera a nadie —dijo Masticardi con cierta desazón—. Caballeros, estamos frente a una sintomatología típica, y acaso frente a un silogismo práctico. Esa mujer no acepta a ningún pretendiente porque considera que todos los hombres son iguales. Ergo, acercarse a ella solo confirmará su opinión.

El profesor Lugano despertó súbitamente de su letargo.


—Permiso, camaradas.


Como una presa indefensa, el profesor Lugano se dirigió directamente hacia las fauces del rechazo.

Atravesó algunas órbitas elípticas de caballeros que gravitaban en torno a la mujer. Cuando por fin logró colocarse frente a ella le deslizó algunas palabras que no alcanzamos a oír. La mujer sonrió, y en menos de cinco minutos abandonaba de su brazo el establecimiento.

Los interceptamos en la puerta, mientras la mujer esperaba que un sujeto de rostro imperturbable le entregara su abrigo.


—¿Cómo diablos logró conquistarla, profesor? ¿Qué le dijo para convencerla?

—El mismo silogismo que esbozó el amigo Masticardi.

—Pero ese silogismo solo prueba que era imposible conquistarla.

—Por el contrario, prueba que la conquista podía reducirse a un sencillo cálculo estadístico. Si todos los hombres son iguales, ¿por qué perder el tiempo eligiendo uno en particular?



Más filosofía del profesor Lugano. I Egosofía.


Más literatura gótica:
El artículo: El eficaz silogismo de la seducción fue realizado por El Espejo Gótico. Para su reproducción escríbenos a elespejogotico@gmail.com

1 comentarios:

El Demiurgo de Hurlingham dijo...

Astuto el profesor o afortunado, en esta ocasión.