Lo más visto esta semana en El Espejo Gótico:

Poemas de William Wordsworth.
Relato de Lord Dunsany.
Microficción.

Poema de John Keats.
Relato de Charles Nodier.
Poema de W.B. Yeats.


¿Jesús y Barrabás fueron la misma persona?

¿Jesús y Barrabás fueron la misma persona?


Barrabás es un oscuro personaje del Nuevo Testamento relacionado directamente con el proceso a Jesús encabezado por Poncio Pilato.

Para cualquiera que haya leído la Biblia, o al menos oído la historia de la crucifixión de Jesús, Barrabás es uno de sus más nefastos protagonistas.

Sin embargo, la historia quizá le reserve a Barrabás una redención insospechada.

Repasemos algunos testimonios. Marcos (15:7) y Lucas (23:19) afirman que Barrabás estaba preso por haber tomado parte en una revuelta. Juan (18:40) sostiene que era un bandolero; y Mateo (26:7), por fin, se refiere superficialmente a él como un proscrito famoso.

En cualquier caso, la pena regular para Barrabás habría sido la crucifixión. Según las Escrituras, existía también una tradición local que le permitía a Poncio Pilatos indultar a un preso sentenciado a muerte durante la Pascua, siempre que existiera de por medio una aclamación popular.

Y la aclamación llegó. La Biblia utiliza la palabra ochlos, que significa "multitud", para el gentío que se agrupó en las adyacencias al palacio de Pilato, y que en todas las traducciones se transformó en “judíos”. A ellos se les dio la opción de liberar a Jesús o a Barrabás. La gente se inclinó por Barrabás, y Jesús fue consecuentemente crucificado.

Hoy sabemos que esta historia, todavía admitida literalmente, posee un trasfondo político que resulta interesante repasar.

En primer lugar, esta leyenda fue utilizada durante los primeros tiempos del cristianismo para limpiar las culpas del Imperio Romano y de ese modo favorecer su aceptación como culto oficial.

Examinemos de cerca la difusa figura de Barrabás.

En arameo Barrabás se escribe Bar Abbâ, y significa literalmente "hijo del padre". ¿Quién era este misterioso hombre? Todos los apóstoles lo ubican en las celdas reservadas a los sediciosos, es decir, a los rebeldes. Barrabás, en tal caso, fue un judío que se rebeló contra el poder local de Roma. Y no era un rebelde cualquiera, sino uno "famoso", de modo que podemos pensar en él como el líder de alguna facción sediciosa.

Hace algunos años el papa Benedicto XVI (Joseph Ratzinger) marcó un paralelo entre el nombre de Barrabás (Bar Abba) con el del último líder de las revoluciones anti-romanas: Bar-Kokebá, el "hijo de la estrella".

Pero no solo estamos frente a dos revolucionarios, es decir, a Jesús como revolucionario de la fe y a Barrabás como un líder militar anti-romano; el propio Mateo (27:17) y distintos manuscritos griegos del siglo III d.C. llaman a Barrabás Iesous ho Barabbas, literalmente: "Jesús Barrabás", es decir, Jesús Bar Abba o Jesús Hijo del Padre.

En este contexto ambos nombres funcionan como símbolos de las dos posibilidades mesiánicas: la acción militar, es decir, la lucha para la creación de un reino terrenal, o la acción espiritual para una trasformación del alma, cuya estructura se vislumbra claramente en la frase de Jesús: “mi reino no es de este mundo".

Algunos investigadores y especialistas en la tradición judía y cristiana proponen que Bar Abba, es decir, Barrabás, era uno de los apodos de Jesús, quien siempre comenzaba sus oraciones con la palabra Abba, "padre".

De hecho, el nombre Barrabás no aparece en ningún otro texto de la época, y no parece haber sido un nombre común.

Ahora bien, si Barrabás y Jesús eran la misma persona, ¿quién fue liberado por Poncio Pilatos? ¿Quién fue crucificado?

En primer lugar, debemos entender que cuando la multitud pidió la libertad de Barrabás, de Bar Abbas, en realidad estaba clamando por la liberación de Jesús.

Existe muy poco material como para confirmar esta hipótesis, pero esa misma escasez también impide rechazarla por completo.

La tradición de liberar un prisionero durante la Pascua es otro punto de conflicto. Nadie sabe si era una tradición hebrea o romana y no existen registros históricos que confirmen la veracidad de esa tradición.

Los pocos registros que existen sobre Poncio Pilato revelan su profundo desprecio por la región que gobernaba, considerada por él como una provincia ridículamente menor del Imperio romano, de modo que la posibilidad de que honrara una tradición judía parece remota.

Por otro lado, sería posible que Poncio Pilato fuera el creador de esa tradición, no por piedad, sino como excusa legal para no crucificar a un líder popular y exponerse a posibles rebeliones.

La pregunta inicial permanece: ¿Jesús y Barrabás fueron la misma persona?

Tal vez si. A favor de esta hipótesis podemos decir que responsabilizar al pueblo hebreo de la crucifixión de Jesús facilitó la aceptación romana. Decir lo contrario implicaría que Jesús, el mesías, fue asesinado por el propio Imperio al que se intentaba seducir.

Una última posibilidad es que Barrabás haya sido creado, o utilizado, como contrafigura de Jesús; preso por alzarse militarmente contra el Imperio romano, mientras que la resistencia del Nazareno, desde su génesis, rechazó la violencia.

Esta oposición obligaba al lector a tomar partido y decidir qué clase de rebelión fue o sería la más acertada: la del pacífico Jesús, más elevada filosóficamente hablando, o la del misterioso Barrabás, un sedicioso cuya reputación fue oscurecida por tenebrosas parábolas.



Más mitos bíblicos: mitología de la Biblia. I Mitos hebreos: mitología hebrea.


Más literatura gótica:
El artículo: ¿Jesús y Barrabás fueron el mismo hombre? fue realizado por El Espejo Gótico. Para su reproducción escríbenos a elespejogotico@gmail.com

3 comentarios:

Laura Lauman dijo...

Quizás, Pilatos fue testigo de un "Cisne Negro", es decir, de algo tan inesperado que ocurre, precisamente, porque nadie espera que ocurra. Además de la referencia simbólica de Barrabás (¿no era ese uno de los nombres del duende con el que se cuenta el cuento de Rumpelstinsky?) y Jesús, puede que haya comenzado como una metáfora que tomó cuerpo.

Sebastián Beringheli dijo...

Como metáfora o como mito, siguiendo un razonamiento de Tolkien, quien veía en Jesús una especie de mito verdadero. Saludos, Laura!

Anónimo dijo...

Quien fue barrabas? Entiendo que en el tiempo hubo muchas falsificaciones de la historia con tal de contar algo que se quiere dejando atras la verdad de los hechos, me he encontrado por ejemplo que la palabra cristiano nunca existio sino mucho despues en una de esas reconstrucciones de la historia , asi tambien cristo era chresto o sea una palabra romana para esclavo y cristianos era en realidad una deformacion de la palabra esclavos .De la misma manera me he preguntado si algunas otras partes de la historia siguieron la misma modalidad; barrabas era un sobrenombre o mas bien una mension hacia alguien hijo de su padre ,lo que quisas signifique un concepto de nombre de padre a hijo el apellido .simon iscariote y judas iscariote son mensionados en la biblia y podrian ser padre e hijo con el concepto del apellido ; simon pedro pudo ser ese simon iscariote dentro de esta interpretacion de falsificación de la historia por otra.Entonses tal vez judas iscariote pudo ser aquel barrabas y que en lugar de ser liberado fuera entregado a judios quienes lo lincharon y al mismo tiempo quitaron de la cruz a jesus antes de su muerte biologica.Esta es la historia que tal vez oculte los misterios de la biblia y su forma de describir los hechos