Lo más visto esta semana en El Espejo Gótico:

Poema de Samuel Coleridge.
Frases de William Shakespeare.
Relato de Edgar Allan Poe.

Poema de Robert Herrick.
Libro prohibido.
Poema de Robert Browning.


Peligros de los hechizos de amor

Los peligros de los hechizos de amor.


Los mecanismos de la magia son misteriosos, y en gran parte se ajustan a la personalidad y características del oficiante.

Por ejemplo, si lo que buscamos es obtener algo, sin ir más lejos, el amor de una persona; no debemos operar pensando que lo recibiremos para sentirnos bien, sino que al sentirnos bien somos capaces de recibir eso y mucho más.

La gente cree que la dinámica es inversa, y viven sus vidas realmente creyendo que objetos o realidades externas vendrán a aumentar o dar comienzo a su alegría o satisfacción.

Pero las cosas no se atraen únicamente por el deseo.

Si fuese así muchos enfermos se curarían instantáneamente y muchas personas con hambre materializarían frutas y panes y el mundo sería un enorme campo sembrado de pequeños magnetos capaces de conseguir cualquier cosa a través de la fuerza del deseo. Sin embargo, nada de todo eso sucede. Por más que un enfermo terminal desee curarse (y créeme que lo desea) o un hambriento desee comer, las cosas simplemente se rehusan a seguir esta mecánica.

Para que las cosas lleguen, en el caso de este artículo, el amor de una persona, lo primero y principal es sacarse de encima la idea de que ese amor nos hará sentir plenos o vendrá a llenar los agujeros de nuestra vida.

La atracción no fluye desde la necesidad, y el deseo no se despierta mostrando debilidades.

¿Te interesa el amor? ¿Quieres el amor de alguien?

Podemos empezar por olvidar historias sobre pociones de amor, filtros que enamoran, talismanes que enloquecen a sus portadores, y todos esos cuentos que solo sirven para ridiculizar a los que se interesan genuinamente en la magia.

El único consejo que puedo darles, más allá de toda conjetura, es un viejo refrán de la antigua brujería:

El amor se consigue con práctica.

Yo me atrevería a añadir que el amor no solo se consigue con práctica, sino aprendiendo primero a amar. 

¿De qué sirve captar la atención de alguien mediante la magia si no tenemos nada para ofrecer?

El mago y la bruja siempre operan sobre los dos extremos el hechizo. El propio, o sea, en el que se para el practicante, siempre es el más importante.

Aquellos que simplemente busquen poder o control sobre las personas, estarán transitando por un camino peligroso, pero no completamente libre de aciertos ocasionales y fortuitos, es cierto, pero que en última instancia ni siquiera se comparan al placer del verdadero mago y la verdadera bruja al operar en armonía sobre el libre albedrío de los demás.

Los hechizos de amor son claramente peligrosos.

Su peligro no está en su estructura, más o menos invariable en todas las culturas, sino en las intenciones de quien lo ejecuta.

Antes de elaborar cualquier hechizo de amor es imprescindible estar convencidos de que los motivos que nos mueven son válidos y que no atentan contra el deseo de los demás.

Recién allí podemos dedicarnos a los hechizos de amor, que básicamente no hacen más que acentuar nuestro lado favorable y nunca torcer la voluntad del otro.

Los que deseen controlar a los demás y torcer la indiferencia hacia un interés genuino harán mejor en replantear sus intenciones. Un hechizo de amor es un arma poderosa, y no solo cae sobre su objetivo, sino que también envuelve a su creador.

Sólo él es el responsable de lo que haga. De forma que antes de comenzar a recorrer el rarísimo mundo de los hechizos de amor es conveniente pensar fríamente acerca del mundo al que estamos por acceder.

Hay puertas que, una vez abiertas, sencillamente no se cierran.




El artículo: Peligros de los hechizos de amor fue realizado por Atenea Helenaus para El Espejo Gótico. Para su reproducción escríbenos a elespejogotico@gmail.com o ateneahelenaus@gmail.com

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Que puedo decir! Amo a un hombre que me dejó y sin embargo no soportaría pensar que un hechizo es lo que me lo devolvió. Necesito que sea su corazón el que lo traiga de nuevo a mi pq nada más puede realmente.Es su decisión y su libertad aunque me duela estar sin él.

Anónimo dijo...

Concuerdo con tigo, yo me aleje de una mujer a quien amo mucho, no me atreveria usar algún hechiso, y si, duele bastante estar sin esa persona.

Anónimo dijo...

Yo dejé a un chico hace 3 meses, el no quería pero lo hice por que la relación ya estaba mal a pesar de amarlo como nunca he amado a nadie siempre tomé la decisión de dejarlo... seguimos como amigos por unas semanas, pero después de unos días él dejó de escribirme y buscarme... No sé que pasó por que habíamos acordado darnos un tiempo y hacer que la relación comenzara desde Cero, en fin ..ahora no sé que hacer... no puedo dejar de sentir amor por él, simplemente o sigo amando, pero no sé si él aún a mi ):