Lo más visto esta semana en El Espejo Gótico:

Poemas de William Wordsworth.
Relato de Lord Dunsany.
Microficción.

Poema de John Keats.
Relato de Charles Nodier.
Poema de W.B. Yeats.


El reino del amor: Ella Wheeler Wilcox

El reino del amor (The Kingdom of Love) es un poema de amor de la escritora norteamericana Ella Wheeler Wilcox (1850-1919), publicado en 1917.

A través de él presenciamos la búsqueda del Reino del amor, un reino incierto, invisible, cuya forma no es una forma común, sino inquietantemente personal y propia.





 El reino del amor.
The Kingdom of Love, Ella Wheeler Wilcox (1850-1919)

En el amanecer del día, cuando el mar y la tierra
Reflejan la salida del sol encima,
Avancé, con el corazón lleno de coraje y alegría,
Para buscar el reino del amor.
Le pregunté a un poeta que conocí en el camino,
Qué encrucijada me llevaría correctamente,
Y él dijo: "Sígueme, y dentro de poco verás
Sus torres resplandecientes de luz."

Y pronto a la distancia brillaba una ciudad;
"Mira hacia allá", dijo, "¡ahí resplandece!"
Pero, ¡ay! por la esperanza que estaba condenada a la desesperación,
Era sólo el Reino de los Sueños.
A continuación le pregunté a un alegre caballero,
Y él me dijo: "Sígueme, sígueme".
Y con la risa y el canto a toda velocidad partimos
A las costas del hermoso mar de la vida,

Hasta que llegamos a un valle tropical
Más lejano que el maravilloso Valle de Cachemira,
Y vi desde una enramada una cara como una flor
Sonriéndole al caballero alegre,
Y él dijo: "Hemos llegado a la meta de la humanidad,
Aquí el amor y el placer son intensos".
Pero, ¡ay! ¡ay de mí! por la esperanza de mi alma
Era sólo el Reino de la Sensación.

Mientras viajaba más despacio, me encontré en el camino
Un carruaje con rezagados detrás,
Y ellos dijeron: "Síguenos, pues la morada de nuestra Dama
Pertenece al reino que debes encontrar."
Fue una gran señora de la moda, una novia recién casada;
Los seguí, atrevida y llena de coraje.
Pero mi esperanza se desvaneció, al igual que los últimos rayos del día,
Porque arribamos al Reino de Oro.

En la puerta de una casa le pregunté a una hermosa doncella.
"He oído hablar de ese Reino," contestó ella,
"Pero nunca mis pies vagan por el Reino del Hogar,
Y no conozco el camino", suspiró.
Miré dentro de la casa, ¡cuán acogedora parecía!
Y la doncella era tan bella como una paloma.
Una gran luz glorificó mi alma mientras yo lloraba,
¡Por qué el hogar es el Reino del Amor!


In the dawn of the day, when the sea and the earth
    Reflected the sunrise above,
I set forth, with a heart full of courage and mirth,
    To seek for the Kingdom of Love.
I asked of a Poet I met on the way,
    Which cross-road would lead me aright,
And he said: "Follow me, and ere long you will see
    Its glistening turrets of Light."

And soon in the distance a city shone fair;
    "Look yonder," he said, "there it gleams!"
But alas! for the hopes that were doomed to despair,
    It was only the Kingdom of Dreams.
Then the next man I asked was a gay cavalier,
    And he said: "Follow me, follow me."
And with laughter and song we went speeding along
    By the shores of life's beautiful sea,

Till we came to a valley more tropical far
    Than the wonderful Vale of Cashmere,
And I saw from a bower a face like a flower
    Smile out on the gay cavalier,
And he said: "We have come to humanity's goal---
    Here love and delight are intense."
But alas! and alas! for the hope of my soul---
    It was only the Kingdom of Sense.

As I journeyed more slowly, I met on the road
    A coach with retainers behind,
And they said: "Follow us, for our lady's abode
    Belongs in the realm you would find."
'Twas a grand dame of fashion, a newly-wed bride;
    I followed, encouraged and bold.
But my hope died away, like the last gleams of day,
    For we came to the Kingdom of Gold.

At the door of a cottage I asked a fair maid.
    "I have heard of that Realm," she replied,
"But my feet never roam from the Kingdom of Home,
    So I know not the way," and she sighed.
I looked on the cottage, how restful it seemed!
    And the maid was as fair as a dove.
Great light glorified my soul as I cried,
    "Why, home is the Kingdom of Love!"



Ella Wheeler Wilcoz (1850-1919)



El resumen y traducción al español del poema de Ella Wheeler Wilcox: El reino del amor (The Kingdom of Love) fueron realizados por El Espejo Gótico. Para su reproducción escríbenos a elespejogotico@gmail.com