Diferencia entre amar y querer.

La diferencia entre amar y querer es una cuestión tanto semántica como personal. Alguien puede decirnos Te quiero y sentir un amor pleno y desinteresado; o bien decir Te amo y demostrar con sus actos que ese sentimiento sólo tenía cabida en la retórica.

Pero la diferencia entre querer y amar es imposible de definir en términos generales, del mismo modo que es imposible definir cualquier sentimiento comparado con otro. Sin embargo, la poesía se ha permitido soñar con una explicación para este aparente antagonismo entre amar y querer. Naturalmente, la iniciativa proviene del romanticismo, y de uno de sus grandes poetas: Ramón de Campoamor.

Yo creo que la sutileza en la literatura se manifiesta siempre en los opuestos: El lector es una suma de experiencias, tanto individuales como colectivas (aprovecho para saludar al amigo Carl Jung, y a Claude Levi Strauss), y la literatura se desenvuelve entre ambas, entre lo atávico y lo personal. Para resumirlo de forma brutal: la literatura es para la humanidad lo que el sueño es para el individuo. Por eso existen símbolos que ejercen atracción o repulsión en todos los individuos del planeta.

Ahora bien, volviendo a nuestro tema sobre amar y querer, Campoamor ha elegido el símbolo (el arquetipo) por encima del objeto. No elige explicar la diferencia entre querer y amar mediante una separación positiva. Le hubiese resultado fácil decir que Amar significa brindarse y que Querer implica un deseo de posesión. Él ha transitado el camino de la poesía, de manera que cuando sus dos personajes pierden a la misma dama, el que quiere la desprecia, y el que ama termina maldiciendo.


Amar y Querer.
Ramón de Campoamor (1817-1901)

A la infiel más infiel de las hermosas
un hombre la quería y yo la amaba;
y ella a un tiempo a los dos nos encantaba
con la miel de sus frases engañosas.

Mientras él, con sus flores venenosas,
queriéndola, su aliento empozoñaba,
yo de ella ante los pies, que idolatraba,
acabadas de abrir echaba rosas.

De su favor ya en vano el aire arrecía;
mintió a los dos, y sufrirá el castigo
que uno le da por vil, y otro por necia.

No hallará paz con él, ni bien conmigo
él que sólo la quiso, la desprecia;
yo, que tanto la amaba, la maldigo.

Ramón de Campoamor (1817-1901)

Más Poemas de Amor. I Poemas románticos. I Poemas victorianos. I Poemas de Campoamor.


Más Poemas:

1 comentarios:

Lady Girl dijo...

Querido Aelfwine:

Aunque se ame o se quiera, ambos sentimientos son valiosos e importantes en las vidas de las personas, pero nadie a mi parecer puede sentir esa diferencia, ya que hay un hilo delgado que de querer mucho a alguien, después puede convertirse en amor...El corazón y la mente juega un papel importante, pero siempre reconforta el alma y espíritu estos hermosos sentimientos, de todas maneras..... Un abrazo tu amiga Lady Girl....