«Un retrato»: Christina Rossetti; poema y análisis


«Un retrato»: Christina Rossetti; poema y análisis.




Un retrato (A Portrait) es un poema prerrafaelita de la escritora inglesa Christina Rossetti (1830-1894), publicado en la antología de 1874: El mercado de los duendes, El progreso del príncipe y otros poemas (Goblin Market, The Prince's Progress, and Other Poems).

Un retrato, tal vez uno de los mejores poemas de Christina Rossetti, frecuenta las características del romanticismo pero admite el éxtasis espiritual del cristianismo medieval; en este caso, a través de una historia de amor, abnegación y abandono, donde una solitaria monja se enamora de un hombre realmente inalcanzable: Dios.



Un retrato.
A Portrait, Christina Rossetti (1830-1894)

Ella renunció a su belleza en la tierna juventud,
Renunció a la esperanza, a los alegres modales;
Ella veló sus ojos ante la prohibida vanidad,
Y eligió lo más amargo de la verdad.
Dura consigo misma, y hacia los demás con piedad,
Sirvienta de sirvientes, pocas certezas para alabar,
Largas oraciones y ayunos en la eremita, noche y día:
Ella se instruyó sobre visiones y sonidos groseros,
Ya que con pobres debía habitar, con asolados obreros,
Hasta que lo más ínfimo de todo lo hecho
Sea satisfecho: Ella misma renunciando a su ser,
Contando los bienes terrenales con dolor.
Entonces, con la calma de su elección, cargó la cruz
Y odió al mundo por amor a Dios.

Ellos se arrodillaron en angustioso silencio junto a su cama,
No podía llorar; pero en calma allí reposaba.
Todo el dolor la había abandonado, y el último rayo de sol
Brilló a través de ella, tiñendo de rojo las sombrías cortinas.
En su corazón, Ella dijo:
El Cielo se abre; dejo el mundo y marcho lejos,
El Novio me convoca ¿la Novia se rehusará?
Luego, sobre el pecho inclinó su cabeza.
Oh Lirio, gema de inestimable valor,
Oh paloma de paciente mirada y tierna voz,
Oh vid fecunda entre la tierra yerma,
Oh doncella llena de amor y pureza,
Inclina ante tus amigos terrenales la cabeza,
Para elevarte con los santos en el Paraíso.


She gave up beauty in her tender youth,
Gave all her hope and joy and pleasant ways;
She covered up her eyes lest they should gaze
On vanity, and chose the bitter truth.
Harsh towards herself, towards others full of ruth,
Servant of servants, little known to praise,
Long prayers and fasts trenched on her nights and days:
She schooled herself to sights and sounds uncouth
That with the poor and stricken she might make
A home, until the least of all sufficed
Her wants; her own self learned she to forsake,
Counting all earthly gain but hurt and loss.
So with calm will she chose and bore the cross
And hated all for love of Jesus Christ.

They knelt in silent anguish by her bed,
And could not weep; but calmly there she lay.
All pain had left her; and the sun's last ray
Shone through upon her; warming into red
The shady curtains. In her heart she said:
'Heaven opens; I leave these and go away;
The Bridegroom calls,--shall the Bride seek to stay?'
Then low upon her breast she bowed her head.
O lily flower, O gem of priceless worth,
O dove with patient voice and patient eyes,
O fruitful vine amid a land of dearth,
O maid replete with loving purities,
Thou bowedst down thy head with friends on earth
To raise it with the saints in Paradise.


Christina Rossetti (1830-1894)




Más poemas góticos. I Poemas de Christina Rossetti.


Más literatura gótica:
El análisis, resumen y traducción al español del poema de Christina Rossetti: Un retrato (A Portrait), fueron realizados por El Espejo Gótico. Para su reproducción escríbenos a elespejogotico@gmail.com

0 comentarios:



Lo más visto esta semana en El Espejo Gótico:

Poema de Robert Frost.
Relato de E.T.A. Hoffmann.
Ensayos de Virginia Woolf.

Relato de Elizabeth Stuart Phelps.
Relato de Katherine Mansfield.
Relato de E.T.A. Hoffmann.