Relatos de terror de cementerios


Relatos de terror de cementerios.




Las historias de cementerios tienen un denominador común: la vaga sospecha de una sacralidad fraudulenta, al menos en lo referente a su incapacidad de mantener a los muertos bajo tierra.

Esta sólida antología: Sombras del cementerio (Churchyard Shadows), nos ofrece algunos buenos relatos de terror de cementerios, y otros, igualmente recomendables, que rondan sus camposantos y adyacencias.




Relatos de terror de cementerios.
Churchyard Shadows.
  • El pozo y el péndulo (The Pit and the Pendulum, Edgar Allan Poe)
  • Tortura por la esperanza (La torture par l’espérance, Villiers de L'Isle-Adam)
  • El hombre en el campanario (The Man in the Bell, W.E. Aytoun)
  • El campanario (The Bell-Tower, Herman Melville)
  • Todos los Santos (All Hallows, Walter de la Mare)
  • El policía y el himno (The Cop And The Anthem, O. Henry)
  • La fuerza de Dios (The Strenght of God, Sherwood Anderson)
  • La bestia expulsada (The Hunted Beast, T.F. Powys)
  • El maestro del misterio (The Master of Mystery, Jack London)
  • El ángel del Señor (The Angel of the Lord, Melville Davisson Post)
  • La hermandad femenina (The Sisterhood, Catherine Louisa Pirkis)
  • La difamación de Gylson (The Gylston Slander, H. Jenkins)
  • El joven en las órdenes sagradas (The Young Man In Holy Orders, Robert Louis Stevenson)
  • El sello episcopal (The Episcopal Seal, J. MacLaren-Ross)
  • El tabardo genuino (The Genuine Tabard, E.C. Bentley)
  • El camino estrecho (The Narrow Way, R. Ellis Roberts)
  • Las babosas amarillas (The Yellow Slugs, H.C. Bailey)




Antologías. I Relatos góticos.


El análisis y resumen la antología: Relatos de terror de cementerios fueron realizados por El Espejo Gótico. Para su reproducción escríbenos a elespejogotico@gmail.com

0 comentarios:



Lo más visto esta semana en El Espejo Gótico:

Relato de H. Russell Wakefield.
Poema de Richard Wilbur.
Las pesadillas infantiles de Lovecraf.

Relato de Everil Worrell.
Análisis de «La Casa del Juez» de Bram Stoker.
Relato de Leonora Carrington.