«La puerta abierta»: Margaret Oliphant.


«La puerta abierta»: Margaret Oliphant.




La puerta abierta (The Open Door) es una relato gótico de la escritora escocesa Margaret Oliphant (1828-1897), publicada originalmente en la edición de enero de 1882 de la revista Blackwood's Magazine, y luego reeditado en la antología de 1882: Dos historias de lo visible y lo invisible (Two Stories of the Seen and the Unseen).

Margaret Oliphant fue una de las escritoras victorianas que mejor abordó el tema de las fantasmagorías, hasta entonces meras apariciones de ultratumba, en personajes complejos, abandonando los lugares exóticos y extravagantes por una atmósfera más bien terrenal y cotidiana. En menos palabras, los fantasmas de Margaret Oliphant no habitan castillos encantados, sino armarios o debajo de la cama.

La puerta abierta, uno de los grandes cuentos de Margaret Oliphant, es un ejemplo de esta profundización de la vida interior de espectros y revinientes. Aquí el protagonista es directamente el fantasma, mejor dicho, la voz del fantasma, cuya alma errante no busca saldar viejas afrentas, sino la ayuda de los que aún viven para liberarse de su condena.

Desde luego, Margaret Oliphant no logra escapar del todo a los paradigmas de su época, y a pesar de sus intenciones de renovar la novela de fantasmas, La puerta abierta también subraya varios tópicos habituales en esta clase de relatos: la casa embrujada, el patetismo post-mortem, el poder de la fe, y la fuerza redentora del amor; ingredientes casi inevitables en aquel período.






Relatos de Margaret Oliphant. I Novelas góticas.


El análisis y resumen de la novela de Margaret Oliphant: La puerta abierta (The Open Door) fueron realizados por El Espejo Gótico. Para su reproducción escríbenos a elespejogotico@gmail.com

1 comentarios:

kikke2 dijo...

Por favor no suban archivos a esa página porque no se pueden descargar!!



Lo más visto esta semana en El Espejo Gótico:

Poema de Percy Shelley..
Análisis de «Más allá del muro del sueño»..
Relato de May Sinclair.

Espíritus que golpean las paredes.
Relato de Elizabeth Bowen.
Psicología.