Detras del Espejo Gótico...

Detrás del Espejo Gótico.

Detrás del Espejo Gótico hay una necesidad, tanto personal como ambiciosa. No me considero un escritor, ya que escribir alguna que otra página no me autoriza a ejercer la nobleza del título. Escribo porque lo necesito, ni siquiera estoy muy seguro de disfrutar del aspecto creativo de la escritura. Es decir, y espero que se entienda la ambigüedad de la cuestión, disfruto del sufrimiento que me causa escribir, disfruto del estudio previo al tema que quiero tratar, adoro los miles de esquivos laberintos que hay que recorrer para llegar al núcleo de la trama; y sin embargo, el momento de plasmar todo aquello en un texto, es para mi el peor de los escenarios imaginables.

Sé que muchos blogs sufren de una especie de patología tipológica: todo lo publican, cualquier párrafo sobre cualquier tema produce en estos seres una suerte de excitación febril. A mí me sucede todo lo contrario, nunca recibí el llamado de las Musas (para comprobarlo sólo basta que lean alguno de mis relatos o artículos), pero las respeto; el hecho de que carezca de talento no anula mi capacidad de percibir cuándo un texto merece ser mostrado a otros, aunque su valor literario sea mediocre o nulo.

Aquí en el Espejo, mejor dicho detrás del Espejo, intento escribir sobre lo que me gusta leer. Espero que la lista de enlaces hacia autores y textos siga creciendo día a día. La tarea es ingrata, pero vale la pena, la idea de conectar a alguno de ustedes con grandes, y a veces olvidados autores, ya es algo que justifica largamente este espacio.

Un amigo ciego me ha dicho que amamos y sufrimos porque algún día dejaremos de existir. Los Inmortales no podrían amar; pasearían sus cansados cuerpos a través de los siglos sin voluntad, sin odio, sin amor ni tristeza. Es nuestra condena como espíritus mortales vivir sintiendo, amando y sufriendo; pero aquel que posee la sensibilidad necesaria, encuentra sosiego en su pena; no abjura de sus temores, los acepta, los hace parte de sí. Carga con la parte de dolor que el mundo o el insensible destino le han otorgado; y es entonces cuando la magia se hace presente. Es en esos momentos de profunda desazón cuando el alma descubre una nueva realidad; los hados ponen en nuestras manos un libro de Radcliffe y descubrimos que estamos más cerca de aquella mujer que derramaba lágrimas mientras escribía; o tal vez encontramos en algún viejo desván la copia vulgar de un cuadro Munch, y nos damos cuenta de que el grito del pintor es el nuestro. Comprendemos que el arte penetra cada poro de nuestra piel; intuimos que nuestra tristeza nos abre un mundo de placeres secretos y tenebrosos. Saboreamos en la intimidad los escritos de Lovecraft, acompañamos a Frodo y Sam hasta el Monte del Destino; bebemos del Mito y la Leyenda, compadecemos a las brujas, observamos a las sacerdotizas de Tesalia realizar sus oscuros ritos, nos bañamos en la laguna Estigia, y hasta recorremos el Hades en compañía de Virgilio...

Éste es el sentido de la Belleza del que os hablo; no amamos las tinieblas porque oscurecen nuestros sentidos; la amamos porque despierta en nosotros una sensibilidad acaso inasible para el optimista.

Esto es lo que somos. Anhelamos la noche y necesitamos el tenue brillo de las estrellas. El sol nos parece invasivo, intolerante con su resplandor ominoso. La febril actividad diaria es casi la imagen de nuestras pesadillas. La Oscuridad, en cambio, es serena e inmutable, apacigua nuestros temores diurnos, relaja nuestras mentes, nos hace receptivos al arte. Ella es paciente, sabe que la luz es algo pasajero; espera sin ansiedad conociendo de antemano su victoria; y nosotros, aquellos que necesitamos de las sombras como escenario de nuestras vidas, sabemos que éste fulgor insolente pasará. La inevitable noche se hará presente adornada de estrellas; y nos arropará con su manto eterno que el velo del sol jamás podrá ocultar.

Acaso mis palabras no lleguen a expresar lo que siento, sé que mucho de lo que puedo dar es pueril y vulgar. En éstas sombrías tierras no encontraréis nada más que un intenso placer en compartir mis pequeños placeres, no os prometo nada más; tan sólo os doy la bienvenida...

7 comentarios:

Anónimo dijo...

"Llevo tu corazón conmigo
(lo llevo en mi corazón)
nunca estoy sin él
(tú vas dondequiera que yo voy, amor mío; y todo lo que hago
por mí misma lo haces tú también, amado mío).
No temo al destino
(pues tú eres mi destino, mi amor) no deseo ningún mundo
(pues hermoso tú eres mi mundo, mi verdad)
y tú eres todo lo que una luna siempre ha sido
y todo lo que un sol cantará siempre eres tú.
He aquí el más profundo secreto que nadie conoce
(he aquí la raíz y el brote del brote
y el cielo del cielo de un árbol llamado vida; que crece
más alto de lo que un alma puede esperar o una mente puede ocultar)
y éste es el prodigio que mantiene a las estrellas separadas.
Llevo tu corazón (lo llevo en mi corazón)."

Te admiro profundamente, estoy orgullosa de vos.
Tenés mi amor y mi apoyo siempre.
Estar a tu lado, me hace la mujer más feliz del mundo.
TE AMO MUCHISIMO
Tu novia.

Anónimo dijo...

En verdad q tienes una manera muy particular de escribir me gusta te felicito es muy interesante.
MARA

Anónimo dijo...

pero que dices, me encanta lo que escribes,sigue asi esta muy completo tu blog, saludos cuidate bye

Anónimo dijo...

Como si de un todo se tratara, cada noche que navego por Internet me encuentro con personas que, sonríen a la vida y a su nato jugo de placer... pero de vez en cuando, encuentro personas y escritos que parecieran ser extensiones de mi mente, tan iguales y tan diferentes.

El frío ambiente, alimento para la inspiración, que bienaventurados sean, que entran sin corazón.

Muy hermoso tu blog.

Kraan Krognoy

Anónimo dijo...

sigue sorprendiendome...
la manera en que se expresa palpito mi corazon, ese sentir con una sensibilidad diferente como lo es el de un anima oscura.
Exelente blog.

Ate.
Peka.

Anónimo dijo...

Guau! Nunca había leído esta parte del Espejo amor.
Por alguna de esas razones de la vida, tendría que haber llegado hoy o no se...

No esta demás repetirte que siento una profunda admiración hacia vos, incluso que gracias a este Espejo llegue a conocerte y me has permitido darte mucho de mi cariño y de mi amor.

Pero si hay una idea en la que no concuerdo contigo después de haber leído tus sinceras palabras, que tanto hacen llegar: no careces de talento, al contrario, tienes mucho para dar aun. El Espejo es, para muchos, una puerta que nos sirve para que cada uno disfrutemos de este mundo maravilloso asi como, también, coincidimos en que realmente eres digno de llevarte nuestras gratitudes. No me cabe la menor duda, que muy en el fondo, sentís que lo que tenes debes explotarlo.

Si debo admitir que hay palabras en este sector que son profundamente dolorosas para mi alma. Imaginarme tu feliz pasado a veces me hacer dudar este hermoso presente. Pero se que el pasado, como bien dice el dicho popular, es pisado. Y que ahora, ambos de superar ya nuestras penas, tenemos que seguir nuestros caminos... no se si lo haremos juntos, si al final cada uno lo hara por separado. Pero bien esta memoria recuerda: que lo que interesa no es el final del camino... sino haberlo transitado...

No repetire las mismas palabras, porque no me corresponde usar palabras ajenas, aunque, para ser sincera, muchas de ellas te las diría.

Gracias por darme todo el conocimiento con tus saberes y por permitirme cada dia ser tu compañera y alegrar mi corazón cuando a tu lado estoy. Aquí tu Atenea, que recorre contigo el Olimpo.

Te quiero muchisimo.
Y te dejo mis maximos besos y abrazos que tanto te gustan.

Angelica dijo...

Encontre la pagina mientras buscaba unas imagenes goticas y quede enamorada de la pagina "el espejo gotico".
Demasiada informada y muy linda para ser gotica, ustedes demuestran lo mejor de ser gotico y su estilo de vida. Eatoy enormenete agradecida de que exista esta pagina, ya que me informo mucho sobre lo que de verdad me gusta y todo gracias a ustedes.
Seria un honor que leyeran este comentario para mi y desde mi corazon les envio saludos

Angelica



Lo más visto esta semana en El Espejo Gótico:

Artículo.
Relato de Charles R. Tanner.
Relato de Charles R. Tanner.

Etimologías y curiosidades.
Relato de Amelia Reynolds Long.
Artículo.