Lo más visto esta semana en El Espejo Gótico:

Poema de Samuel Coleridge.
Frases de William Shakespeare.
Relato de Edgar Allan Poe.

Poema de Robert Herrick.
Libro prohibido.
Poema de Robert Browning.


Chico de 12 años que asombró al mundo con un poema a la soledad


El chico de 12 años que compuso un poema a la soledad.




No cualquier chico es capaz de escribir un poema a los 12 años, aunque todos a esa edad pueden sentirse irremediablemente solos.

Este chico padecía varias enfermedades y otros tantos sufrimientos físicos, entre ellos, asma, migrañas y una dolorosa desviación de la columna. Pasó su infancia recluido, según su hermana, leyendo y escribiendo casi obsesivamente.

Ya en su madurez ganaría fama y prestigio, a tal punto que llegaría convertirse en el tercer poeta más citado del mundo, justo detrás de William Shakespeare y Alfred Tennyson.

Antes de todo eso, en el año 1700, este chico enfermizo y solitario se atrevió a componer un poema sobre la soledad, tal vez el más genial de todos los tiempos, logrando agrupar dos cuestiones esquivas a esa temprana edad: el talento y la nostalgia, ingredientes esenciales en todo hecho poético.

No cualquier chico de 12 años es capaz de escribir un poema a la soledad, pero claro, ¿cuántos chicos de esa edad se llaman Alexander Pope?



Oda a la soledad.
Ode on Solitude, Alexander Pope (1688-1744)

Feliz el hombre cuyos deseo y cuidado,
atados a unos pocos acres de suelo paterno,
es dichoso de respirar el aire natal,
en su propio suelo.

Y que se nutre con leche de sus rebaños y pan de sus campos,
y que se viste con lana de su grey,
y que en verano obtiene sombra de sus árboles
y en invierno, fuego.

Bendito aquél que ve sin aflicción
deslizarse las horas, los días y los años, suavemente,
con salud en el cuerpo y paz en la mente;
la quietud diurna.

El profundo sueño nocturno, lo complejo y lo simple,
todos mezclados; y el dulce recreo,
y la inocencia, que son más placenteros
con la meditación.

Dejadme así vivir, oculto, desconocido,
dejadme así morir, sin ser llorado,
substraído del mundo, sin siquiera una lápida
que anuncie que yazgo ahí.


Happy the man, whose wish and care
A few paternal acres bound,
Content to breathe his native air,
In his own ground.

Whose herds with milk, whose fields with bread,
Whose flocks supply him with attire,
Whose trees in summer yield him shade,
In winter fire.

Blest! who can unconcern'dly find
Hours, days, and years slide soft away,
In health of body, peace of mind,
Quiet by day,

Sound sleep by night; study and ease
Together mix'd; sweet recreation,
And innocence, which most does please,
With meditation.

Thus let me live, unseen, unknown;
Thus unlamented let me die;
Steal from the world, and not a stone
Tell where I lye.

Alexander Pope (1688-1744)





Más autores con historia. I Poemas góticos.


Más literatura gótica:
El artículo: El chico de 12 años que compuso un poema a la soledad fue realizado por El Espejo Gótico. Para su reproducción escríbenos a elespejogotico@gmail.com