«La bailarina»: John Barlas; poema y análisis.


«La bailarina»: John Barlas; poema y análisis.




La bailarina (The Dancing Girl) es un poema del escritor inglés John Barlas (1860-1914), publicado en la antología de 1887: Phantasmagoria. Posteriormente sería reeditado en Sonetos de amor (Love Sonnets).

La bailarina, uno de los mejores poemas de John Barlas, plantea el siguiente escenario: una mujer baila. Debajo de ella [de su piel] baila su esqueleto. Un hombre atento advierte las revoluciones bajo esa piel tersa, sudorosa, bajo los músculos tensos y coordinados, y se pregunta cuál de las dos es la real: la bella y seductora dama bajo las luces o esa entidad ósea, que también vive y baila sobre el escenario, y cuyo destino final es el polvo sediento de la tumba.




La bailarina.
The Dancing Girl, John Barlas (1860-1914)

Coloridas cintas colgantes, orladas por muchos andrajos,
¡Embadurnados con bestias y pájaros!
Silbidos y gritos, flautas y cornetas, fuelle y tambor,
Y el aullido de los músicos envueltos en vapor.
Allí una doncella tintinea frente al telón,
Se sacude al ritmo de las campanas y el gong,
Vestida de escarlata, azul, y un oropel milenario,
Bailaba y saltaba a lo largo del escenario.

Con su sombra sobre el lienzo colgante bailaba
Bajo un fulgor irregular, nacarado,
Miembros sinuosos, ondulantes, furiosos pies rasgados
Siguiendo el choque del címbalo y el estruendo de los metales.
La gracia pura de sus movimientos de niña
Hacían del espectáculo vulgar una obra divina,
Remojando mi pecho como una poción opiácea
De vino encantado.

Pero la sombra sobre el agitado fondo me estremeció,
Pues parecía un esqueleto espeluznante,
Y sus gestos y saltos desiguales me llenaron
Con un sueño de órbitas huecas,
Sonrisas de dientes negros y piernas esqueléticas,
—Fuegos húmedos de un rocío sepulcral—
Hasta que mi cerebro mareado, entumecido, hilado,
Se preguntó cuál de las dos era real.


Gaudy painted hangings, fringed by many a tatter,
Daubed with bird or beast! Pipe, whistle and scream,
Flute and clarion, trump and drum, and clatter
Of the doll-musicians, blown by steam!
There before the screen a damsel tinkling
With a timbrel, timed by bell and gong,
Sashed with scarlet, blue, and tinsel twinkling,
Danced and leapt along.

With her shadow on the painted canvas dancing
Fitful cast by the jet's nickering glare,
Sinuous limbs, arms waving, quick feet glancing,
True to cymbal's clash and clarion's blare!
How the pure grace of her girlish motion
Made the vulgar show seem half divine,
Steeped my breast as with an opiate potion
Of enchanted wine!

But the shadow on the waving back-ground thrilled me,
For it seemed a skeleton on springs,
And its jerky leaps and gestures filled me
With a dream of hollow eyeless rings,
Bony shanks, and blackened teeth a-grinning,
Lurid damp-fires of sepulchral dew, —
Till my dizzy brain, betwixt them, spinning,
Wondered which was true.


John Barlas
(1860-1914)




Poemas de John Barlas. I Poemas góticos.


Más literatura gótica:
El análisis, resumen y traducción al español del poema de John Barlas: La bailarina (The Dancing Girl) fueron realizados por El Espejo Gótico. Para su reproducción escríbenos a elespejogotico@gmail.com

0 comentarios:



Lo más visto esta semana en El Espejo Gótico:

Espíritus que golpean las paredes.
Relato de Elizabeth Bowen.
Psicología.

Análisis de «Oscuridad» [Lord Byron]
Lovecraft y «la emoción más antigua de la humanidad».
Taller gótico.