Lo más visto esta semana en El Espejo Gótico:

Poema de Sara Teasdale.
Mejores poemas de soledad.
Secretos del mejor poema de E.A. Poe.

Poema de Elizabeth Siddal.
Grandes poemas de soledad.
Grandes historias de terror.


Ichneumón: el demonio de la culpa

Ichneumón: el demonio de la culpa.




Ichneumón, también conocido como el demonio de la culpa o el devorador de la culpa, es un demonio que ha logrado eludir a los grandes demonólogos y sus grimorios y libros prohibidos.

Antiguamente se creía que Ichneumón se especializaba en devorar los restos de culpa y los diversos malestares que dejan los pecados en la conciencia.

En este contexto, Ichneumón es un eficaz colaborador del bienestar del género humano, oficio que los guardianes de la fe no le han perdonado.

Ya los sacerdotes del culto de Isis asimilan a Ichneumón a la rata del Nilo, y en los grimorios cristianos aparece como una bestia informe, y casi siempre babeante.

Los bestiarios medievales, principalmente las Etimologías de Isidoro de Sevilla, basadas en las cuestionables pero deliciosas observaciones zoológicas y botánicas de Plinio el Viejo, sostienen que Ichneumón es el archienemigo por excelencia del dragón.

Cada vez que se cruza con un dragón, el Ichneumón se unta la piel con barro, cierra sus fosas nasales, y con la cola, larga y filosa, perfora el vientre del dragón.

La palabra Ichneumón proviene del griego, y significa literalmente "rastreador"; algo bastante oportuno para cualquier devorador de culpas ajenas, cuya posesión puede ser tan ardorosa como el fuego de los dragones.




Más diccionario demonológico. I Diccionario de demonios femeninos.


Más diccionario demonológico:
El artículo: Ichneumón: el demonio de la culpa fue realizado por El Espejo Gótico. Para su reproducción escríbenos a elespejogotico@gmail.com