Lo más visto esta semana en El Espejo Gótico:

Relato de Edgar Allan Poe.
Poema de Robert Herrick.
Libro prohibido.

Poema de Robert Browning.
Relato de W.H. Hodgson.
Poema de John Keats.


El amor no es ciego: es tuerto

El amor no es ciego: es tuerto.


—Estoy ciego de amor, profesor Lugano.

—No me diga.

—Se lo digo: me siento pletórico. Sé que el amor es ciego, naturalmente, y que por serlo es incapaz de percibir los errores y defectos del otro, lo cual puede conducirnos a una sucesión nefasta de frustraciones y desengaños amorosos. ¿Pero sabe qué? ¡No me importa!

—Lo felicito por su insensatez. De todas formas, tenga en cuenta que, si el sentimiento lo cega, entonces no es amor.

—¿De qué habla, profesor? Todos los poetas del romanticismo coinciden en este punto: el único amor que vale la pena vivir es aquel que nos deja irremediablemente ciegos.

—Temo mucho contrariar a los románticos. El verdadero amor no es ciego, es tuerto. El único amor que conozco capaz de cegarnos, siquiera por unas horas o toda una vida, es el amor propio.



Filosofía del profesor Lugano. I Egosofía.


Más literatura gótica:
El artículo: El amor no es ciego: es tuerto fue realizado por El Espejo Gótico. Para su reproducción escríbenos a elespejogotico@gmail.com

1 comentarios:

Anónimo dijo...

Fijate el amor es ciego porque la persona mas fea del mundo de enamoras y luego cuando de dejas te esa persona dices que lindo tenia esa persona nada?piensa ami eso me paso y me duele hablar eso te nuevo y no creo en el amor a primera vista nop att vampira