Lo más visto esta semana en El Espejo Gótico:

Poema de Samuel Coleridge.
Frases de William Shakespeare.
Relato de Edgar Allan Poe.

Poema de Robert Herrick.
Libro prohibido.
Poema de Robert Browning.


El profesor Lugano vs. Superman (sobre la construcción fraudulenta de los héroes modernos)

El profesor Lugano vs. Superman.
Sobre la construcción fraudulenta de los héroes.


Nos hallábamos en nuestro lugar habitual de reunión, la trastienda húmerda y distópica del bar, debatiendo acerca de la importancia cultural de los héroes y la falacia de algunas invenciones modernas.

-El héroe, como arquetipo, no ha muerto, profesor. -aventuró Corduro- Basta repasar la supremacía de algunos superhéroes modernos para dar testimonio de su vigencia. Observemos el caso de Superman.

-Superman no es un héroe. -sentenció el profesor Lugano.

Corduro sonrió maliciosamente, acaso advirtiendo un punto de apoyo deficiente en la especulación del profesor.


-Me gustaría que desarrolle ese punto, profesor. Quiero decir, por qué Superman no es un héroe.

-¿Está usted familiarizado con el personaje?

-Lo conozco como si fuese de mi propia invención.

-Entonces no debería tener problemas en razonar sobre las pruebas que anulan su clasificación como héroe. Superman puede ser muchas cosas, entre ellas, alguien capaz de actos formidables, según nuestros parámetros, pero nunca un héroe.

-Le exijo argumentos.

-Muy bien. Pero primero intente definir qué es un héroe.


Corduro se acomodó en su asiento, confiado en la regularidad del terreno teológico que presentaba Lugano.


-El héroe clásico, me refiero a los héroes griegos, romanos, escandinavos, etc; son tal vez un vínculo entre los mortales y los dioses. No siempre son modelos de conducta, ni siquiera poseedores de virtudes heroicas. Algunos eran semidioses, es decir, hijos de mortales y dioses. Todos provienen de lo que vulgarmente se conoce como "Edad Heroica"; o sea, una época idílica anterior a la historia. Por ejemplo, en Grecia la Edad Heroica finaliza poco después de la Guerra de Troya.

-¡Excelente exposición! -tosió Lugano- Pero lo que nos ha dado con gran vehemencia y precisión es solo una parte de la construcción del héroe. ¿Está usted familiarizado con las hipótesis de Robert Graves?

-Ciertamente -afirmó Corduro-. Graves estudia una serie de características comunes en todos los héroes.

-¿Podría mencionarlas?

-Desde luego. En principio, los rasgos en común son tres: El nacimiento del héroe es siempre un hecho inusual. Un hombre poderoso intenta matarlo obsesivamente. Es criado por padres adoptivos en una tierra lejana.

-Ahora dígame. ¿Dónde encaja Superman en esta ecuación?


Corduro lanzó una carcajada llena de satisfacción.


-Pero, profesor. La ecuación, como usted la llama, no podría ser más favorable para mis propósitos. Superman nace antes de la destrucción de su planeta (ese es el nacimiento inusual). Un hombre poderoso intenta matarlo (cualquier archienemigo viene al caso). Y es criado por padres adoptivos (humanos) en una tierra lejana (nuestro planeta).

-¡Perfecto! Ahora explíqueme como inserta a nuestro amigo Superman dentro de las otras tres características culturales del héroe. Asumo que las recuerda.


Corduro pareció un poco incómodo con la pregunta.


-Si -admitió después de un instante-. El héroe siempre muere misteriosamente, a menudo en un lugar alto, como la cima de un monte o una montaña. Su cuerpo nunca es enterrado. Puede dejar descendencia pero jamás sucesores.

-¿Y ahora? ¿Logra imponer a Superman dentro de estas características?


Corduro se incorporó, dio algunas vueltas alrededor de la mesa, tal vez tratando de poner en orden sus pensamientos. Mientras tanto, el profesor Lugano se dirigió a nosotros.


-Lo cierto es que el Héroe no se construye. El Héroe simplemente es. Sócrates pensaba que la palabra Heros provenía de Eros, el dios del amor; y que por su naturaleza el héroe es alguien que ama a la humanidad y lucha por ella. No obstante, Sócrates no era un lingüista, sino un filósofo. No podemos reprocharle que desconozca que la palabra Héroe deriva del nombre de Hera, la esposa de Zéus, por ejemplo, en Heracles (o Hércules, para los romanos). En este sentido, el Héroe significa "Gloria de Hera"; es decir, la manifestación más perfecta de lo divino en lo humano.

-Pero, profesor. Si tomamos por cierta su exposición Superman podría finalmente encajar en las cualidades del héroe. Usted habla de sacrificio, de amor por la humanidad.

-Si, pero de un amor que eventualmente lo consume y lo lleva a la muerte. El Héroe que no muere, que no se sacrifica a sí mismo, no puede ser considerado como tal. El valor es su rasgo más destacable.


Corduro regresó a su asiento con visibles signos de perturbación en el rostro.


-¡Pero eso mismo es Superman, profesor! Quiero decir. Superman es la quintaesencia del valor...


Lugano emitió una carcajada honda y prolongada.


-Querido Corduro. Usted me asombra por su inocencia. Superman representa lo opuesto al valor. La valentía es proporcional a la debilidad. Si nada puede afectarnos, ni una bala, un cuchillo, una ojiva nuclear, ¿dónde está el valor? Valiente es aquel que lo arriesga todo. Superman es invulnerable, de modo que no arriesga nada. ¿Dónde está el coraje de parar una bala con el pecho si sabemos de antemano que esa bala no puede dañarnos? ¿Cuál es el mérito de salir indemnes frente a algo que no puede lastimarnos siquiera superficialmente? En este sentido, haríamos lo mismo si nos jactamos de ser héroes por ser capaces de metabolizar un jugo de naranja.

-Pero, profesor. La kriptonita...

-Pero nada. La kriptonita es un ingrediente esencial para que no se acuse a Superman de ser un imbécil absoluto. Podriamos decir que Superman solo es un héroe en presencia de la kriptonita, es decir, frente a algo que puede dañarlo. Solo allí puede existir el coraje. El resto del tiempo es un niño que se jacta de su valor pisoteando hormigas.



Más filosofía del profesor Lugano. I Egosofía.


Más misterios miserables:
El artículo: El profesor Lugano vs. Superman (sobre la construcción fraudulenta de los héroes modernos) fue realizado por El Espejo Gótico. Para su reproducción escríbenos a elespejogotico@gmail.com

7 comentarios:

erick dijo...

este articulo tiene razon, el valor solo existe cuando hay posibilidad de perder pero aunque suene un poco friki superman ha enfrentado enemigos y situaciones capaces de dañarlo o incluso matarlo (al menos en los comics) por lo tanto superman si puede ser considerado un heroe

erick dijo...

es cierto el valor solo existe cuando hay posibilidad de perder pero aun que suene geek superman a enfrentado enemigos y situaciones capaces de herirlo o matarlo (al menos en los comics) por que el personaje si puede considerarse un heroe.

erick dijo...

muy cierto el valor solo existe cuando hay posibilidad de perder pero el personaje si a enfrentado enemigos capaces de dañarlo o incluso matarlo por que superman si puede considerarse un heroe

Anónimo dijo...

completamente deacuerdo de hecho batman es mil veces mas héroe que superman

Francisco Garnica dijo...

Acerca de esto me vino a la mente la trilogía del señor de los anillos, Aragorn es el rey, el estereotipo de "heroe", rápido,astuto, fuerte, hábil, pero en realidad el verdadero heroe es Sam que es el que resiste hasta el final, aun cuando frodo ya sucumbio, no se, este articulo me hace analizar mucho mas a fondo las narraciones, principalmente del género fantasia heroica

Feripe-Yami dijo...

Goku eres mi heroe!

Laura Lauman dijo...

Amén, persona. Los seres demasiado perfectos carecen de profundidad. Sin debilidades ni imperfecciones, no hay posibilidad de autosuperación y, como bien saben en Pixar, se aprecia más a un personaje por intentar algo que por lograrlo.