Lo más visto esta semana en El Espejo Gótico:

Poema de Samuel Coleridge.
Frases de William Shakespeare.
Relato de Edgar Allan Poe.

Poema de Robert Herrick.
Libro prohibido.
Poema de Robert Browning.


Sehnsucht, el deseo por el Todo

Sehnsucht, el deseo por el Todo.


Hay emociones que cuando no hallan respuesta en el lenguaje se vuelven demasiado confusas para explicarlas. De hecho, habitan en una grieta del lenguaje, en una ausencia o una impericia, y aunque viven intensamente en nosotros somos incapaces de verbalizarlas y, en consecuencia, de entenderlas.

El romanticismo exploró toda clase de emociones, algunas familiares y otras perfectamente desconocidas. Una de ellas es el Sehnsucht, una palabra alemana intraducible a nuestra lengua, que indica cierto anhelo por algo intangible. Es decir, el deseo sin un objetivo claro, el deseo por el Todo.

Para entender el significado de Sehnsucht podemos apelar a una palabra muy conocida, Nostalgia, ese deseo de recuperar el pasado. El Sehnsucht, por el contrario, se proyecta hacia el futuro, se arroja sobre lo indefinido pues no tiene un objetivo concreto.

Algunos intentan explicar esta emoción como el deseo del deseo, ya que etimológicamente deriva del verbo Das Sehnen, "desear ardientemente", y Die Sucht, "búsqueda". Pero si lo traducimos literalmente Sehnsucht significa "dependencia del deseo"; es decir, un estado de insatisfacción total que siempre se desplaza hacia adelante, hacia el futuro, hacia nuevos objetos, personas o proyectos; sin que ninguno sea perfectamente claro.

Todos hemos sentido eso que C.S. Lewis define como "deseo incontrolable" por algo que no podríamos definir, pero que lo intuímos en algún sitio impreciso del futuro. Sehnsucht es, en definitiva, desear algo cuya naturaleza nos es desconocida.

Así define al Sehnsucht el amigo C.S. Lewis:


...ese algo innombrable, ese deseo por algo que nos perfora como una lanza.


Así como en la Edad Media se explicaba la Nostalgia como un síntoma de la Caída del hombre, esto es, un anhelo por el pasado de perfección. El Sehnsucht prevee un estado de bienaventura que opaca las delicias del mundo, como si algo dentro nuestro supiese que en algún momento incierto del futuro, incluso después de la muerte, hallaremos aquello que por su naturaleza es indefinible e inconmensurable.

El Sehnsucht es tan habitual en nosotros como cualquier otra emoción, salvo que su esencia nos es desconocida pues plantea una paradoja. ¿Cómo podemos recordar con afecto algo que todavía no ha sucedido?

Probemos el siguiente experimento. Intentemos recordar un momento particularmente agradable, un gran día o el instante en el que recibimos una excelente noticia. De ser posible, evoquemos el momento más feliz de nuestra vida. ¿Lo tienes? Pues bien, el Sehnsucht produce esa misma añoranza, esa sensación ambigua de todo recuerdo de felicidad que también es una sombra, pero proyectado hacia el futuro, hacia lo que no sabemos definir pero que sentimos que nos aguarda con implacable intensidad.





El artículo: Sehnsucht, el deseo por el Todo fue realizado por El Espejo Gótico. Para su reproducción escríbenos a elespejogotico@gmail.com

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Creo que Erasmo, en su Elogio a la Locura, hace mension al mismo sentimiento y lo llama BILIS NEGRA.

Saludos!
Nicolás.

Anónimo dijo...

Esta palabra debería tener su traducción al español, porque explica lo que en castellano llevaría a una novela de palabras, que maravilla hallar este artículo, acabo de descubrir mi gran padecimiento! padezco una terrible adicción al sehnsucht! al menos ahora puedo nombrar lo que antes no podía, que bien! como se curará el sehnsucht?! con una vida extraordinaria supongo..como el sehnsucht ordenaría. Fascinante!