Lo más visto esta semana en El Espejo Gótico:

Microficción.
Poema de Thomas Warton.
Poemas de Thomas Gray.

Poema de Thomas Gray.
Grandes poemas de cementerio.
Microficción.


El significado de las runas


El significado de las runas.




En otro artículo hemos hablado del origen mitológico de las runas; en esta ocasión daremos cuenta de varios aspectos técnicos relacionados a este intrincado alfabeto.

Las Runas son los símbolos del alfabeto de los pueblos germánicos. Durante más de diez siglos fueron utilizadas para escribir formas arcaicas del sueco, danés, noruego, frisio, inglés, franco y gótico.

Las Runas que han sobrevivido el paso de los años son aquellas que fueron inscritas en anillos, cuchillos, espadas, monedas y piedras. La razón de esto radica en que las Runas no fueron creadas como un alfabeto literario. Nunca se las pensó como herramientas para transmitir pensamientos elaborados o filosóficos. La función de las Runas era mucho más simple: se las utilizaba para escribir conmemoraciones, epitafios y lacónicas declaraciones de autoría.

Las inscripciones rúnicas son proverbialmente breves e informativas, como la siguiente, grabada sobre uno de los cuernos de Gallehus durante el siglo V d.C.

Ek Hlewagastir Holtijar horna tawido.
(Yo, Hlewagastir, hijo de Holti, hice este cuerno)


Desde luego, existen otras inscripciones rúnicas más expresivas, aunque no tanto como desearían los amantes de las lenguas antiguas, ya que sólo sobreviven algo más de 300 palabras de lo que suele denominarse con cierta ingenuidad “rúnico antiguo”.

Los defensores de esta hipótesis sostienen que el rúnico es el ancestro perdido del antiguo escandinavo.

El origen de las Runas es y continuará siendo un tema de debate. Naturalmente, existen varias teorías diferentes acerca de su procedencia.

Algunos estudiosos han intentado demostrar que las Runas proceden del alfabeto latino o del griego; incluso se ha sugerido que su origen puede hallarse en los alfabetos noritálicos utilizados por los etruscos.

El runólogo danés Erik MoltkeLas runas y sus orígenes (Runes and Their Origin)— asegura que las Runas son una creación de las tribus germánicas que habitaban al sur de la actual Dinamarca.

Sus hipótesis, verdaderamente impresionantes, no han sido probadas debidamente.

Casi todos los especialistas coinciden en afirmar que la era de las Runas comenzó alrededor del año 100 a.C.

La mayoría de las inscripciones rúnicas han sido encontradas es Suecia, Noruega, Dinamarca y Alemania; por esta razón se argumenta que su procedencia radica en estas regiones, pero lo cierto es que también se han encontrado Runas en lugares tan insólitos como Rumania, o Hungría.

Las Runas nunca se establecieron definitivamente en ningún territorio. Siempre fueron mutando, cambiando, flexibilizándose, cuando nuevos pueblos las adoptaron. Los Anglos y Sajones las llevaron desde el continente hasta Inglaterra; y los vikingos incluso se aventuraron con ellas a regiones aún más inhóspitas.

Un claro ejemplo de la diversidad geográfica de las Runas es la inscripción que aún hoy puede leerse en el suelo de mármol de la catedral de Hagia Sophia, en Estambul. Los siglos han erosionado la mayor parte de sus Runas pero el nombre del artista aún pervive: Halfdan.

Las Runas comenzaron a perder terreno con la llegada del cristianismo y una de sus fuerzas más persuasivas: el poder expresivo del alfabeto romano.

En Inglaterra las Runas fueron abandonadas en plena Edad Media, alrededor del año 1000 d.C. En Escandinavia continuaron siendo utilizadas popularmente hasta el final del medioevo; incluso hoy en día se las usa con fines anticuarios.

Las Runas deben su apariencia angular al hecho de que fueron pensadas para ser talladas en superficies duras, lo cual facilitaba su uso. Probablemente la madera fue el material más utilizado para escribir con Runas.

Lamentablemente la madera no se conserva bien con los siglos, por lo que la mayoría de las Runas que han llegado hasta nosotros son aquellas que han sido talladas en materiales más resistentes al paso del tiempo.

El alfabeto de las Runas recibe el nombre de futharc, debido a las primeras seis letras que lo conforman.

En Inglaterra, con una nueva Runa que correspondía a la letra O, reemplazaron en el cuarto lugar del alfabeto anglosajón a la Runa A germánica; por esta razón recibe el nombre futhorc.

Como muchos otros alfabetos, el rúnico sigue el principio acrofónico. Esta complicada denominación describe que a cada Runa le corresponde un nombre cuyo primer sonido es, en la mayoría de los casos, el de la Runa al que está asociado.

Estos nombres surgen por primera vez en los manuscritos medievales pero en realidad son mucho más antiguos. El orden de las letras no es arbitrario, y es posible que pertenezca a alguna herramienta literaria que se ha perdido para siempre, dejándonos apenas un hermoso cadáver tallado en las rocas.




Más mitología nórdica. I Mitología comparada.


Más literatura gótica:
El artículo: El significado de las runas fue realizado por El Espejo Gótico. Para su reproducción escríbenos a elespejogotico@gmail.com

4 comentarios:

Annabel Lee dijo...

Me ha gustado bastante este artículo, deberían agregar algún libro de runas =)

Anónimo dijo...

Esto esta interesante ... deberian poner mas informacion ... hasta como escribirlo ... y sus usos exactos ... y eso del libro ni dudarlo

Anónimo dijo...

me encanta las runas, interesante el blog, pero falta mucho mas. espero que agreguen informacion. saludos.

Anónimo dijo...

Pero ¿este artículo no se supone que hablaba del significado de las runas?