Mammon: demonios

Mammón.
El Avaro.

Tal vez por su origen fenicio, pueblo identificado con el comercio y las transacciones económicas, se afirma que el nombre de este demonio proviene del arameo mommon (literalmente "beneficio"). Aunque estudios más recientes han dado a este término semítico el valor de "provecho" y "bienes" en un sentido más espiritual.

La tradición testamentaria ha prevalecido para definirlo. Por ello se lo considera el arquetipo de la avaricia y de la explotación, y no es posible encontrar una variante que lo redima o al menos lo equilibre con relación a esas funciones.

Volver al Diccionario Demonológico.

Temas Relacionados:
Este artículo fue redactado por los creadores de El Espejo Gótico. Para la utilización total o parcial de nuestros textos escríbenos a: elespejogotico@gmail.com