Mammón: el demonio de los economistas

Mammón: el demonio de los economistas.


Mammón es uno de los demonios más populares de los grimorios medievales, aunque luego haya sido prácticamente olvidado por los libros prohibidos de períodos posteriores.

Tal vez debido a su origen fenicio, pueblo identificado con el comercio y las transacciones, Mammón ha sido llamado "el demonio de los economistas".

Para acentuar este vínculo con la economía debemos decir que el nombre de Mammón proviene del arameo mommon, que literalmente significa: "beneficio".

Demonólogos proclives a moralizar sostienen que este término indica, además, algún tipo de provecho espiritual.

La etimología del nombre Mammón es confusa. Algunos eruditos la vinculan con la palabra hebrea matmon, que significa "tesoro". Lo único cierto es que a lo largo de todo el Antiguo Testamento la palabra Mammón se utiliza para describir la abundancia material.

Incluso los mitos hebreos anteriores a la Biblia colocan a Mammón como el arquetipo de la avaricia y de la explotación. Su carácter parece confirmar esa denuncia, ya que se le desconce cualquier acto que equilibre su reputación en relación a esas funciones.

La mayoría de los economistas niegan su culto, e incluso desconocen su pertenencia.



Más diccionario demonológico. I Diccionario de demonios femeninos.


Más mitología:
El artículo: Mammón: el demonio de los economistas fue realizado por El Espejo Gótico. Para su reproducción escríbenos a elespejogotico@gmail.com

2 comentarios:

Mikel Levi dijo...

La mayoría de los economistas niegan su culto, e incluso desconocen su pertenencia. muy bueno

Anónimo dijo...

La mayoría de los economistas niegan su culto, e incluso desconocen su pertenencia. muy bueno