Lo más visto esta semana en El Espejo Gótico:

Poema de Samuel Coleridge.
Frases de William Shakespeare.
Relato de Edgar Allan Poe.

Poema de Robert Herrick.
Libro prohibido.
Poema de Robert Browning.


Significado de los colores y sus emociones

El significado de los colores encuentra distintas explicaciones en cada cultura. En esta ocasión repasaremos el significado de los colores asociados a las emociones humanas y ese campo de energía que rodea y atraviesa todos los cuerpos: el aura.







Los colores y su significado.
What the Colours Mean, C.W. Leadbeater.

Para estar en condiciones de emprender un estudio concienzudo y minucioso de los diversos cuerpos, debemos familiarizarnos, ante todo, con el significado general de los varios colores que presentan.

La combinación de los colores primordiales, hace posible una casi infinita variedad de colores secundarios; me he esforzado para representar todo lo más aproximadamente posible el exacto color que sin mezcla de ningún otro expresa cada emoción determinada; sin embargo, las emociones humanas no permanecen casi nunca sin mezcla, y el observador debe clasificar constantemente los matices indeterminados analizando los numerosos factores que entran en su composición. 

La cólera, por ejemplo, está representada por el rojo escarlata, y el amor por el carmesí y por el rosa; pero muy a menudo, tanto la cólera como el amor, llevan profundamente marcado el sello del egoísmo; en este caso, el color de tierra grisáceo, característico de este vicio, alterará la pureza de sus colores respectivos, en la medida con que se encuentre mezclado con esos sentimientos.

La cólera y el amor, pueden aún mezclarse con el orgullo, que inmediatamente manifestará un tinte anaranjado oscuro. En el transcurso de nuestra investigación, observaremos muchos ejemplos de parecidas combinaciones, así como de los tintes que de las mismas resultan; pero debemos ocuparnos primeramente de aprender a leer el significado de los colores en su estado más simple.

A continuación damos una reseña de los más comunes entre ellos. 

Negro:

Las densas y negras nubes en el cuerpo astral, denotan el odio y la maldad; cuando por desgracia, se entrega una persona a un acceso de cólera pasional, las terribles formas de pensamiento del odio pueden percibirse generalmente, flotando en su aura como las espirales de una espesa humareda.

Rojo:

Los relámpagos de un rojo oscuro sobre fondo negro, denotan habitualmente la cólera; con este color se mezcla poco o mucho del color terroso, según sea la parte que tenga el egoísmo en la cólera experimentada. Lo que a menudo se llama “una noble indignación” en un individuo oprimido ú ofendido, puede manifestarse por medio de relámpagos de un rojo escarlata brillante sobre el fondo normal del aura.

Rojo de sangre opaco:

Este color, difícil de describir, es sin temor de equivocación, el indicio de la sensualidad.

Color de tierra:

El color de tierra rojizo, sin brillo, el color casi del moho, denota la avaricia; este tinte se dispone generalmente en franjas paralelas que atraviesan el cuerpo astral, al cual dan un aspecto muy raro.

El color de tierra grisácea, iluminado por relámpagos de color rojo oscuro o escarlata, indica los celos: casi siempre se observa este color en cantidad considerable en el hombre vulgar, cuando está bajo el imperio del sentimiento que se denomina amor.

Gris:

Un tinte denso de un gris plomizo, expresa un profundo abatimiento; cuando es habitual, presta algunas veces al cuerpo astral un aspecto melancólico y entristecedor que traspasa el límite de toda expresión. Este color, tiene de común con el color que denota la avaricia, la curiosa particularidad de disponerse en franjas paralelas; tanto el uno como el otro, causan la impresión de que encierran á su desgraciada víctima en una especie de jaula astral.

El gris lívido, tinte horrible y espantoso, indica el miedo.

Carmesí:

Este color, indicio del amor, constituye a menudo el más hermoso de los elementos que presentan al observador los vehículos del hombre vulgar, pero varía naturalmente mucho, según la clase del amor: puede ser empañado, obscurecido o marcadamente teñido con el color opaco del egoísmo, si el tal amor considera ante todo la suma de afección que recibe de los demás, o «el rendimiento» que le proporciona la colocación del suyo.

Si el amor, por el contrario, no piensa jamás en sí mismo ni en lo que recibe, si únicamente piensa en lo que él puede dar y en los medios de darse todo entero en voluntario sacrificio por el amor del ser amado, entonces este amor se manifestará por un maravilloso color de rosa. 

Cuando este color es excepcionalmente brillante y matizado de color lila, denota un amor más espiritual por la humanidad; los matices intermedios son innumerables. Por otra parte, la afección puede, naturalmente, estar matizada por otros diversos sentimientos, el orgullo, los celos, etc.

Naranja:

Este color denota siempre el orgullo o la ambición. Presenta casi tantas variedades como el precedente, según sea la naturaleza particular de cada característica de este sentimiento. No es raro verle unido a la irritabilidad.

Amarillo:

Es un color de muy buen indicio, e implica siempre cierto grado de intelectualidad; sus matices son extremadamente variados, a veces demasiado complejos para aceptar la mezcla de otros colores. 

Generalmente, el amarillo es más oscuro y menos brillante, cuando la inteligencia se aplica con preferencia a objetos inferiores, y principalmente egoístas; es de un tono de oro brillante y se eleva gradualmente, al amarillo espléndido, al claro y luminoso color de limón, cuando la inteligencia se dedica a objetos cada vez más elevados e impersonales.

Verde:

Ningún color entraña tan variados significados como éste; por lo tanto, requiere algún estudio para ser correctamente interpretado. La mayor parte de sus significados, demuestran una especie de adaptabilidad, en un principio mala y falsa, pero algunas veces buena y simpática.

El verde gris es una de las variedades difíciles de clasificar, y solo puede serlo por la palabra «cenagoso»; este tono denota la trapacería y la astucia; se le observa de un modo predominante en el cuerpo astral de la mayor parte de los salvajes; pero desgraciadamente, no es nada raro encontrarlo entre los hombres más civilizados, los cuales deberían haber traspasado desde mucho tiempo el grado de evolución que ese color indica.

A medida que el hombre progresa, ese tinte mejora, y se transforma en un verde esmeralda vivo, que significa la versatilidad, el ingenio, la fecundidad en los recursos, pero no implica ya la tendencia de hacer uso de estas cualidades con malas intenciones.

Este tono denota la facultad de «hacerse indispensable», no ya con la intención de engañar a los demás o de inducirles al error, sino más bien para hacérseles simpático y alcanzar elogios o favores; y luego, a medida que se desarrolla la comprensión, esta facultad sirve para ayudar a los demás, y confortarles.

Este color se convierte algunas veces en un maravilloso verde azulado, pálido y luminoso, de un matiz delicado, como se puede ver en un cielo excepcionalmente puro durante una puesta de sol; entonces representa algunas de las más elevadas cualidades de la naturaleza humana, como son la más profunda simpatía y la compasión, unidos a un poder de adaptabilidad perfecta que sólo estas cualidades pueden dar.

Al principio de su desarrollo, un brillante color verde manzana parece ir siempre acompañado de una gran vitalidad.

Azul:

Un azul transparente, aunque sea oscuro, indica generalmente la devoción; pero este color presenta también innumerables variedades, según las características de este sentimiento, según si es pura y simple santurronería, si es egoísta o noble.
Este azul es susceptible de ser matizado por la mayoría de los colores que indican las características más arriba mencionadas, lo cual da también lugar a todos los matices posibles, desde el índigo y el violeta obscuro, hasta un gris azul plomizo, que caracteriza a los adoradores de fetiches en el África; los colores del amor o del miedo, de la hipocresía o del orgullo, pueden ser mezclados con el de la devoción, y ofrecen al observador una inmensa variedad de combinaciones.

Un azul pálido, como el azul de ultramar o el cobalto, demuestran el impulso hacia un noble ideal espiritual; este color, puede elevarse gradualmente a un azul violeta brillante, que denota una elevada
espiritualidad, y va generalmente acompañado de haces de centelleantes estrellas de oro, indicio de elevadas aspiraciones espirituales.

Fácilmente se puede imaginar la cantidad casi innumerable de combinaciones y modificaciones á las cuales todos estos colores pueden dar origen, de manera que expresan con gran exactitud las más sutiles variedades del carácter, los sentimientos más complejos y los más fugaces.

El brillo del cuerpo astral en su conjunto, sus contornos más o menos definidos, el grado relativo de radiación de sus diferentes centros de actividad, son otros tantos elementos que el observador debe tener presentes para comprender el significado íntegro de lo que ve.

Por último, mencionaremos un último hecho digno de atención: las facultades psíquicas desarrolladas o en vías de desarrollo, se manifiestan por medio de colores que están más allá de nuestro espectro, de suerte que es imposible representarlos con los colores que nos ofrece el plano físico.

Los diferentes tonos del ultravioleta, denotan el desarrollo de las cualidades más elevadas y más puras, mientras que las tristes combinaciones del infrarrojo, revelan la perversidad del hombre que se dedica a las prácticas perniciosas y egoístas de la magia negra. El desarrollo oculto, se manifiesta no solamente por la presencia en el aura de los colores correspondientes a este estado, sino que también por el brillo más intenso de los diversos vehículos, por el aumento de sus dimensiones, y por sus más definidos contornos.




Más literatura gótica:


El resumen del artículo: Los colores y su significado (What the Colours Mean) fue realizado por El Espejo Gótico. Para su reproducción escríbenos a elespejogotico@gmail.com

1 comentarios:

mundo cerrado,heridas abiertas dijo...

emm..interesante ya abia investigado mucho sobre este tema pero me gustarn ls complejidades y las palabras q utilisaron..yo la verdad me identifico cn el gris ...deviern poner mas colores fue muy corto el texto