Lo más visto esta semana en El Espejo Gótico:

Poema de Edward Young.
Padre del género gótico en Francia.
Microficción.

Las obras más extrañas de la Edad Media.
Poema de H.P. Lovecraft.
Resumen, análisis y libro completo en español.


Gracias

Cinco años. Una cifra tan modesta como insensata, pero llena de esa gravedad absurda (e inevitable) que nos arrebata cada vez que se completa un ciclo. Cinco años de cambios y certezas, de mutaciones y errores, de retornos. Han cambiado los hospedajes, los diseños, sin embargo nuestras dudosas intenciones han prevalecido: recorrer juntos las secretas arquitecturas de la literatura.

Un espacio para el caos. Esta fue la definición trasnochada que terminó siendo el espíritu de El Espejo Gótico. Construir una biblioteca hecha de ausencias, sólo para disimularlas bajo el velo (o la excusa) de una búsqueda permanente.

De aquel arranque conservamos algunos amigos, gente que ha colaborado con textos, imágenes, traducciones, críticas, observaciones, comentarios, silencios. Otros, acaso los más sensatos, nos han abandonado. A todos ellos, a todos ustedes, gracias.

4 comentarios:

BananeroKafkiano dijo...

Gracias a ti y a quienes ayudan en la mantención de este genial espacio.

Saludos y feliz año!

Dante Diangello dijo...

Es genial este sitio, y la forma de expresar tu gratitud más aun.
Gracias a vos.

Susana dijo...

No nos des las gracias a los que hemos disfrutado leyendo y sintiendo muchas cosas distintas al visitar este blog, o este paraiso para el pensamiento. Gracias a ti y quienes hayan hecho posible esto porque habeis llenado mis tardes y estoy segura de que tambien las de muchas personas mas de algo que yo personalmente jamas habria encontrado de no haber encontrado este sitio. Habeis echo posible que entienda muchas de las cosas que siento y para las que hasta ahora no tenia respuesta alguna. Por todo eso y mucho mas que no pueo describir con palabras os estare etenamente agradecida.

Palas Atenea dijo...

Gracias a vos Sebastian por tantas buenas lecturas que nos venis dando.

Se te estima mucho.

Karen