Lo más visto esta semana en El Espejo Gótico:

Poema de John Keats.
Wallpapers del romanticismo.
Poemas de William Wordsworth.

Relato de Lord Dunsany.
Microficción.
Poema de John Keats.


Ficción Stalag: el pulp del Holocausto

Ficción Stalag, el pulp del Holocausto.
Un raro subgénero del horror.


La Ficción Stalag (Stalag Fiction) tuvo su auge en la década del 60' y parte de los 70', y sobrevive apenas en el anecdotario de los subgéneros del horror más extravagantes del relato pulp.

Básicamente podemos definir la Ficción Stalag como un intento de ficcionalizar las abominaciones del Holocausto.

Casi todas las obras del Stalag ofrecen un mecanismo análogo: todas pretenden ser traducciones de diarios personales de sobrevivientes de los campos de concentración, en donde guardias masculinos y femeninos atacaban brutalmente a los detenidos y donde éstos eventualmente se liberan y torturan a su vez a los torturados.

El género rápidamente se desvirtuó hacia lo estrictamente sensual. Los malignos guardias teutones pronto se transformaron mujeres sádicas sublimadas, casi siempre oficiales, que sometían a los detenidos a toda clase de acrobacias amatorias. Títulos como Yo fui la perra privada del coronel Shultz (I Was Colonel Schultz's Private Bitch) dan cuenta de esta rara mutación.

Las novelas del Stalag emergieron a partir del silencio que rodeaba el Holocausto, especialmente en Israel. Muchos jóvenes nacieron y vivieron a la sombra de estos eventos terribles, pero sus inquietudes no encontraban saciedad en los adultos. En consecuencia, el Stalag fue uno de los pocos subgéneros literarios que se sumergió en el barro de la guerra para dar cuenta de sus abominaciones.

Una de las obras capitales del Stalag Fiction fue La casa de las muñecas (The House of Dolls, 1955) de K. Tzetnik (Tehiel De-Nur), un sobreviviente de Auschwitz que narró la historia de un grupo de prisioneras forzadas por los guardias. Si bien el libro anuncia a todas luces su naturaleza ficcional y paródica, tuvo un fuerte impacto sobre los lectores adolescentes, quienesa través de él pudieron acceder a algunos horrores silenciados por los mayores.

El Stalag Fiction desapareció casi tan repentinamente como apareció. Los editores de estas novelas y relatos, casi todas de pésima calidad, fueron perseguidos por la justicia bajo la excusa de facilitar material inapropiado; aunque esto no fue la causa real de su desaparición. Los juicios de Eichmann expusieron con total rigurosidad los verdaderos horrores de la guerra, haciendo que toda obra de ficción, aún de un tipo de ficción dura y sin censuras, pareciese la pesadilla pálida de un adolescente.





El artículo: Ficción Stalag, un raro subgénero del horror fue realizado por El Espejo Gótico. Para su reproducción escríbenos a elespejogotico@gmail.com