Namarie, el Lamento de Galadriel....

Altariello Nainië.
El Lamento de Galadriel.

El nombre de la canción ya plantea un problema, ya que unos la identifican con su denominación más popular: Namarië, y otros, menos aficionados a la economía de palabras, la llaman El Lamento de Galadriel (
en Quenya: Altariello Nainië). Nosotros, haciendo pleno uso de nuestro proverbial capricho, la llamaremos de ambas maneras.
Si no me equivoco, Namarië es el texto en Quenya más desarrollado de la Trilogía del Anillo, tanto en extensión como en sutileza. No voy a extenderme en estériles análisis sobre los méritos del poema, los cuales son indudables. Mi idea es un tanto más simplista, aunque no menos seductora.
Cuando leí por primera vez El Señor de los Anillos, lejos estaba de imaginarme que era posible escuchar al propio Tolkien recitando algunos fragmentos de su obra. Lo interesante del asunto, si es que el asunto tiene algún interés, radica en la entonación que Tolkien aplica al Namarië, la cual es perfectamente opuesta a la que cualquiera de sus ignotos lectores hubiese realizado.
Pienso, al igual que Oscar Wilde, cuya opinión tiene potestad incluso sobre obras que nunca leyó, que todo texto tiene tres aproximaciones posibles, y la más importante es la del autor, quien excluyendo a Dios, es aquel que mejor conoce los laberintos de su obra. Razón por la cuál, no deja de ser curioso conocer qué voces soñó Tolkien, qué melodías y cadencias imaginó en la voz de la Dama de Lörien mientras se despedía de la Comunidad, o lo que quedaba de ella.
A continuación les dejo una mala pero audible grabación de Tolkien recitando Namarië, junto al texto original en Quenya, acompañado de una excelente versión en español.



Namarië.

Ai! Laurië lantar lassi súrinen

yéni únótimë ve rámar aldaron!
yéni ve lintë yuldar avánier
mi oromardi lissë-miruvóreva
Andúnë pella, Vardo tellumar
nu luini yassen tintilar i eleni
ómaryo airetári-lírinen.
Sí man i yulma nin enquantuva?
An sí Tintallë Varda Oiolossëo
ve fanyar máryat Elentári ortanë
ar ilyë tier undulávë lumbulë
ar sindanóriello caita mornië
i falmalinnar imbë met,
ar hísië untúpa Calaciryo míri oialë.
Sí vanwa ná, Rómello vanwa, Valimar!
Namárië! Nai hiruvalyë Valimar!
Nai elyë hiruva! Namárië!

¡Ah! ¡Como el oro caen las hojas en el viento,

e innumerables como las alas de los árboles son los años!
los años han pasado como sorbos rápidos
de dulce hidromiel en las altas salas
de más allá del Oeste, bajo las bóvedas azules de Varda
donde las estrellas tiemblan
en la voz de su canción sagrada y real.
¿Quién llenará de nuevo mi copa?
Ya que la Iluminadora, Varda, la Reina de las Estrellas,
desde el Monte Siempre Blanco ha elevado sus manos como nubes
y todos los caminos se han ahogado en sombras
y la oscuridad que ha venido de un país gris se extiende
sobre las olas espumosas entre nosotros,
y la niebla cubre para siempre las joyas de Calacirya.
Ahora se ha perdido, ¡perdido para aquellos del Este, Valimar!
¡Adiós! ¡Quizá encuentres a Valimar!
¡Quizá tú la encuentres! ¡Adiós!

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Nunca había escuchado esta grabación de Tolkien, y es cierto lo que dices, es curiosa la manera que tiene de recitar el Namarie. Uno se imagina otro tipo de ritmo, pero al parecer no es lo que Tolkien imaginó.
Un abrazo.

Anónimo dijo...

Siempre es un placer escuchar audios de Tolkien. Muy bueno.
Un besote!

Espejo Negro dijo...

hola! oye felicidades, ahora me gustaria oir a la propia Galadriel -... abusando de tla confianza pongo el link en mi blog con creditos al tuyo! gracias y un beso

Anónimo dijo...

Namarie significa adios... y no es el lamento de galadriel, ese titulo se saco de que la cancion sem enciona en el capitulo del lamento de galadriel, en si tolkien nunca le dio un nombre en si. Otra cosa es que la reescribio por lo menos 2 veces y esa es la version menos... primitiva, por cierto, el unico texto del quenya que se toma como un texto maduro y bien redactado en si



Lo más visto esta semana en El Espejo Gótico:

Relato de Zenna Henderson.
Poema de Mark Francis.
Artículo.

Poema de E.A. Poe.
Relato de Allison V. Harding.
Artículo.