Lo más visto esta semana en El Espejo Gótico:

Poema de Edgar Allan Poe.
Relato de M.R. James.
Poema de Samuel Coleridge.

Frases de William Shakespeare.
Relato de Edgar Allan Poe.
Poema de Robert Herrick.


Por qué los hombres se casan con las cabronas

Por qué los hombres se casan con las cabronas (Why Men Marry Bitches) es un libro de psicología de la investigadora Sherry Argov —autora de: Por qué los hombres aman a las cabronas (Why Men Love Bitches)—, publicado en 2006.

El libro se propone investigar que rasgos femeninos atraen al hombre hacia una relación estable y duradera.

En este contexto, Por qué los hombres se casan con las cabronas es una especie de manifiesto que enseña a las mujeres cómo transformar una relación informal en una pareja realmente comprometida.

Sherry Argov, autora de Por qué los hombres se enamoran de las cabronas, propone que para lograr que un hombre se comprometa sinceramente no es necesario ser una mujer dócil, solícita, atenta, y mucho menos devota.

Para ello, Por qué los hombres se casan con las cabronas estudia la psicología masculina a partir de cinco preguntas:

  • ¿Cómo los hombres manipulan una relación para mantenerla casual? (How do men manipulate a relationship to keep it casual?)
  • ¿Los hombres deliberadamente presionan sobre los disparadores emocionales de la mujer? (Do men deliberately push women's emotional buttons?)
  • ¿Cómo pueden ella convenverlos de comprometerse? (How can she convince him commitment was his idea?)
  • ¿Cómo pueden las mujeres inducirlos a proponerse sin decir una palabra? (How can she invite a proposal without saying a word?)






Por qué los hombres se casan con las cabronas.
Why Men Marry Bitches.
Copia y pega el link en tu navegador para acceder a Por qué los hombres se casan con las cabronas:
  • http://es.scribd.com/doc/39173807/Porque-Los-Hombres-Se-Casan-Con-Las-Cabronas#force_seo






Más literatura gótica:


El análisis y resumen del libro: Por qué los hombres se casan con las cabronas (Why Men Marry Bitches) fueron realizados por El Espejo Gótico. Para su reproducción escríbenos a elespejogotico@gmail.com