Draugr: el vampiro nórdico y la raza perdida de Grendel


Draugr, el vampiro nórdico y la raza perdida de Grendel.




El Draugr pertenece a una extraña raza de vampiros que rondan los sepulcros de los guerreros vikingos, generalmente de aquellos con reputación de infames, a quienes las Valquirias se negaban a cosechar de los campos de batalla.

Los pueblos nórdicos solo quemaban a los soldados virtuosos, a los que morían honorablemente defendiendo una causa, personal o patriótica, con la esperanza de que sus espíritus asciendan hacia el dorado Valhala envueltos por el humo sagrado.

No obstante, los guerreros y civiles de probada maldad eran enterrados. Estas almas condenadas a veces reanimaban el cadáver en el que alguna vez habían habitado, recorriendo la noche sin aventurarse demasiado lejos de sus tumbas.

Los Draugr son vampiros verdaderamente sanguinarios. Se alimentan de sangre, cuando pueden conseguirla, o bien de la carne putrefacta de los cadáveres. En ocasiones incluso llegan a masticar sus propias extremidades cuando se ven imposibilitados de salir de sus sepulcros.

Solo hay una forma de matar a estos vampiros.

Los Draugr pueden ser aniquilados únicamente por las manos de un Héroe, es decir; por un hombre cuyo valor y coraje estén fuera de toda duda, ya que las armas tradicionales no les provocan daño alguno.

Esta curiosidad queda reflejada en la Saga de Gripssonar, y principalmente en el Beowulf, donde el héroe logra vencer al odioso Grendel, en definitiva, un Draugr, utilizando únicamente las manos.

Una vez vencido, el Draugrera convenientemente decapitado.

Para prevenir el regreso del Draugr existían varias técnicas. La primera consistía en atar los dedos de los pies del vampiro, lo cual anulaba su movilidad. La segunda, aún más incomprensible, era dejar una tijera abierta sobre el pecho del difunto o esconder algunas ramas pequeñas entre sus ropas.

Algunos especialistas sostienen que la palabra draugr está emparentada con dragón. Basándonos en las similitudes (y no en las diferencias) entre estos dos seres, la teoría no parece descabellada: ambos viven en reductos oscuros, aman los tesoros y sólo pueden ser vencidos por héroes.

Lo curioso es que la palabra dragón, en el latín vulgar que se hablaba en los Cárpatos, se pronunciaba Dracul.




Más Diccionario de vampiros nórdicos. I Más Diccionario de razas y clanes de vampiros.


Más literatura gótica:
El artículo: Draugr: el vampiro nórdico y la raza perdida de Grendel fue realizado por El Espejo Gótico. Para su reproducción escríbenos a elespejogotico@gmail.com

0 comentarios:



Lo más visto esta semana en El Espejo Gótico:

Y la historia del Espíritu Guardián de los cementerios.
Primer relato de exorcismos de la historia.
Obras completas de A.C. Doyle.

Poema de Mary Frye.
Novela de Ann Radcliffe.
Obras completas de A.K. Tolstói.