Bluatsauger: el vampiro de Alemania


Bluatsauger, el vampiro de Alemania.




Bluatsauger es una de las pocas razas de vampiros provenientes de Alemania sin conexión alguna con la mitología nórdica.

Bluatsauger significa literalmente "chupasangre".

De aspecto pálido y un poco descuidado, el vampiro Bluatsauger se alimenta únicamente de sangre, algo poco habitual en esta clase de seres, que a menudo deben ajustar si dieta a las condiciones del entorno.

Según la leyenda, nadie puede convertirse en este vampiro, al menos de forma voluntaria El Bluatsauger se genera a partir de circunstancias tan desagradables como espontáneas. En general, se trata de difuntos que no han sido bautizados y adeptos a la magia negra.

Tal vez por eso una de las mejores maneras de ahuyentar a un Bluatsauger es gritando el nombre del Salvador.

Las apariciones del Bluatsauger en las leyendas populares son precedidas por el brote de alguna enfermedad endémica. Generalmente se acusaba de ser un Bluatsauger al primer desafortunado en morir durante una plaga, cuyo cadáver -se creía- se encargaba de esparcir el mal hasta que su tumba era identificada y su cuerpo era prolijamente purificado.

Uno de los medios para impedir que el sospechoso de ser un Bluatsauger se levantara de la tumba era colocándole un racimo de uvas debajo del mentón. En otras regiones, menos proclives a ese gasto innecesario, bastaba con ponerle una moneda o una piedra en la boca.

Todos estos métodos tradicionales no impedían realmente la transformación de un cadáver en vampiro, sino que limitaban su capacidad de acción, y, por lo tanto, de salir de su sepulcro y esparcir la peste que lo había condenado en primer lugar.

Ningún remedio tradicional se encarga de matar a un vampiro. Para hacerlo hay que enfrentarlo directamente. Tampoco es posible eliminar a un vampiro antes de que se complete el proceso de transformación.

En el caso del Bluatsauger, solo se buscaba mantenerlo recluido dentro del ataúd, ya que si se lo mataba la peste podría extenderse más allá de los límites del cementerio.

En cierta forma, el Bluatsauger funcionaba como chivo expiatorio.

Creo que todos coincidiremos en que resulta muy complicado matar algo que está muerto.

Este detalle no pasó desapercibido para aquellos pueblos que creían firmemente en los vampiros. Tal vez por eso abundan métodos y medicinas tradicionales cuyo único fin es limitar a la tumba la existencia del vampiro, pero rara vez matarlo.

De hecho, y salvo algunas pocas excepciones, las formas de matar a un vampiro fuera de su sepulcro son siempre las mismas: estacas, fuego, decapitación, y no mucho más.




Más vampiros del norte europeo. I Diccionario de razas y clanes de vampiros.


Más literatura gótica:
El artículo: Bluatsauger: el vampiro de Alemania fue realizado por El Espejo Gótico. Para su reproducción escríbenos a elespejogotico@gmail.com

4 comentarios:

Carli* dijo...

Es "Blutsauger" xd
(Estudio alemán)

Aelfwine dijo...

El nombre sería ese siempre que la leyenda fuese actual, es decir, en alemán moderno, pero como pertenece a una época en el que el antiguo alto alemán estaba presente preferimos dejarle su nombre arcaico.

Saludos!

Anónimo dijo...

hOla, me llamo ivette, me llama mucho la atencion este vampiro aleman "blutsauger" alguna forma de saber mas sobre el¿?

Sora Granda dijo...

Blut es sangre lo aprendi leyendo el manga bleach XD piches quincys son un desmadre XD



Lo más visto esta semana en El Espejo Gótico:

Poema de D.H. Lawrence.
Relato de Nathaniel Hawthorne.
Relatos de Washington Irving.

Microficción.
Poemas de Matthew Arnold.
Novela de Jane Austen.